La Ertzaintza tení­a órdenes para no actuar contra ETA

Que respondan ante la justicia

Una investigación policial y judicial que obligue a responder ante la ley a los responsables polí­ticos en el gobierno de Ibarretxe y a los responsables policiales en la Ertzaintza, por colaboradores.

0
0 votos
13-06-2009
Publicidad
¡Por fin! Dos policí­as de la Ertzaintza han tenido la valentí­a de denunciar que tení­an órdenes directas de no actuar contra ETA y su entorno. Y han señalado con toda claridad un grave obstáculo para terminar radicalmente con esta connivencia, con este siniestro maridaje Ibarretxe-ETA, "hay bastantes altos mandos que están en la órbita del PNV". Antena 3 ha emitido una entrevista con dos ertzainas, un agente y un suboficial, donde, con un admirable coraje, hacen público lo ya sabido, la presión de la camarilla étnica, dirigente del PNV, durante todos estos años para que la Ertzaintza no actuara contra ETA. Todas las fuerzas democráticas tienen ahora un objetivo básico. Llevar hasta el fondo una investigación policial y judicial que obligue a responder ante los tribunales a los responsables polí­ticos en el gobierno de Ibarretxe y a los responsables policiales en la Ertzaintza. Impedir que la policí­a vasca luchara contra ETA es, objetivamente, colaboración con el terrorismo.
 (EFE)
(EFE)
¡Por fin! Dos policí­as de la Ertzaintza han tenido la valentí­a de denunciar que tení­an órdenes directas de no actuar contra ETA y su entorno. Y han señalado con toda claridad un grave obstáculo para terminar radicalmente con esta connivencia, con este siniestro maridaje Ibarretxe-ETA, "hay bastantes altos mandos que están en la órbita del PNV". Antena 3 ha emitido una entrevista con dos ertzainas, un agente y un suboficial, donde, con un admirable coraje, hacen público lo ya sabido, la presión de la camarilla étnica, dirigente del PNV, durante todos estos años para que la Ertzaintza no actuara contra ETA. Todas las fuerzas democráticas tienen ahora un objetivo básico. Llevar hasta el fondo una investigación policial y judicial que obligue a responder ante los tribunales a los responsables polí­ticos en el gobierno de Ibarretxe y a los responsables policiales en la Ertzaintza. Impedir que la policí­a vasca luchara contra ETA es, objetivamente, colaboración con el terrorismo.
               Volvemos a destacar la braveza, por lo que se juegan, de los dos ertzainas que han afirmado: “hemos recibido órdenes directas de superiores para no actuar contra ETA y su entorno”. No es bastante taparles la cara y distorsionarles la voz, todos los que tienen algo que declarar deben apoyarles y unirse a su denuncia. Lo que se juega es la erradicación del régimen de terror, miedo y silencio en el País Vasco y el restablecimiento de la democracia en esa parte de España. 

            Porque estamos hablando de una actuación política y policial que durante años “en todo lo que tocaba a la izquierda radical [maldito eufemismo para nombrar a los lacayos de ETA] había que actuar de otra manera porque había una predisposición política claramente a no detener a todas esas personas”. Los dos ertzainas insisten con determinación: “Sí, sí, ya le digo que sí. Directamente no se puede actuar. Cuando se está cometiendo un acto delictivo hay que actuar y si te dicen que no actúes se les está dando alas”. Y añaden con clarividencia: “hay bastantes altos mandos que están en la órbita del PNV. Ellos son sus jefes y señores, y habrá que mirar con lupa a mucha gente”. Habrá que investigar y depurar responsabilidades penales. 


            En De Verdad Digital hemos denunciado anteriormente esta gravísima anomalía en la policía vasca. Hemos escrito sobre ‘los comisarios políticos del régimen étnico’, al publicarse que 23 de los 28 comisarios de la Ertzaintza eran militantes del PNV. Los hemos caracterizado como la policía política de la camarilla nacionalista excluyente. Y hemos recordado que la siempre valiente Maite Pagazaurtundua, desde el asesinato de su hermano Joseba en 2003, ha llamado la atención, en varias ocasiones, sobre esta realidad oculta, la más siniestra y peligrosa que haya en el País Vasco, los “comisarios políticos” de la Ertzaintza, que han dirigido el grupo creado en su seno con los objetivos de ejercer el control de la información obtenida y de dar las órdenes sobre las actividades policiales. 


            Ya, en su momento, el mismo Arzallus había prometido a ETA que no habría actividad policial contra ellos, ni contra la violencia callejera, ni contra las convocatorias de manifestaciones ilegales de las distintas organizaciones políticas etarras o de apoyo a los presos de ETA. Esta paralización policial se mantuvo a pesar de que hubiera habido agentes de la Policía vasca que habían perdido la vida a manos de ETA. 


            Los dos bravos ertzainas también han expresado en la entrevista que se consideran desprestigiados por la casi nula acción contra los terroristas y su entorno durante ese periodo político. En palabras de uno de ellos: “Es mi mayor ilusión poder leer en la prensa que por fin hemos cogido a un comando de ETA desde la investigación y no desde la casualidad de que se topen con un patrullero”. Se podría sintetizar en ‘por fin, la Ertzaintza contra ETA’. Y que respondan ante la justicia los que lo han impedido hasta ahora.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad