Desciende la participación por "boicot" y la denominada "apatí­a de los votantes"

Los resultados se declararán a finales del dí­a de hoy.

Elecciones locales en Marruecos. Tanto el Gobierno como los socialistas esperan limitar el aumento de los islamistas. Se presenta un nuevo partido formado por incondicionales del rey Mohamed VI.

0
0 votos
13-06-2009
Publicidad
"Yo matizo. En Marruecos hay más de un Gobierno: hay un primer ministro, que no manda, que controla una serie de Ministerios, pero no el de Exteriores. í‰ste lo controla directamente el monarca, igual que los de Interior, Asuntos Religiosos y Justicia. Existen como dos gabinetes al tiempo. Además, el Rey no es el que decide necesariamente las cuestiones de polí­tica exterior. A veces, son sus consejeros más próximos. Y, otras veces, aparece un actor nuevo, que es el Ejército, que tiene posiciones en el mundo económico, en el de la pesca, en ciertos tráficos al margen de la propia ley... y que va queriendo hacerse con ciertas riendas y presiona para marcar la lí­nea polí­tica e intervenir en la cuestión electoral. No se habla claro en parte porque hay varios centros de poder. En parte, porque hay una tónica polí­tica desde antiguo de decir las cosas de manera indirecta y en parte porque cuando las relaciones no son francas, no se dice la verdad de las cosas". Bernabé López Garcí­a, profesor titular de Historia Contemporánea del Islam en la Universidad Autónoma de Madrid y experto en el Magreb. "Yo matizo. En Marruecos hay más de un Gobierno: hay un primer ministro, que no manda, que controla una serie de Ministerios, pero no el de Exteriores. í‰ste lo controla directamente el monarca, igual que los de Interior, Asuntos Religiosos y Justicia. Existen como dos gabinetes al tiempo. Además, el Rey no es el que decide necesariamente las cuestiones de polí­tica exterior. A veces, son sus consejeros más próximos. Y, otras veces, aparece un actor nuevo, que es el Ejército, que tiene posiciones en el mundo económico, en el de la pesca, en ciertos tráficos al margen de la propia ley... y que va queriendo hacerse con ciertas riendas y presiona para marcar la lí­nea polí­tica e intervenir en la cuestión electoral. No se habla claro en parte porque hay varios centros de poder. En parte, porque hay una tónica polí­tica desde antiguo de decir las cosas de manera indirecta y en parte porque cuando las relaciones no son francas, no se dice la verdad de las cosas". Bernabé López Garcí­a, profesor titular de Historia Contemporánea del Islam en la Universidad Autónoma de Madrid y experto en el Magreb.
Marruecos en sus 1.503 comunas en las que se abrieron 38.250 oficinas de voto para elegir un total de 27.795 consejeros municipales, designados para mandatos de seis años.
 
Vía Democrática pide el boicot en estas elecciones afirmando que: “A grandes rasgos se puede manifestar que estas elecciones se desarrollarán bajo unas condiciones que se caracterizan por: Perduración del despotismo majzaní y del Poder personal absoluto, legitimados por la Constitución otorgada y antidemocrática de 1996 que consagra la hegemonía de la mafia majzaní y la impunidad por los crímenes políticos y económicos acontecidos en nuestro país. Ausencia de cualquier posibilidad de alternancia sobre el poder efectivo (el parlamento no es más que una caja de resonancia y el gobierno como un grupo de altos funcionarios) y de autoridad sobre la toma de grandes decisiones; las cuales quedan en manos del régimen, el bloque dominante, el imperialismo y sus aparatos políticos, económicos y financieros…”
 
El Partido islamista Justicia y Desarrollo (PJD) se presenta como “una alternativa a lo que denomina una élite egoísta que se ha enriquecido a expensas del país y ha presenciado inmóvil el desmoronamiento de los valores morales y al incremento del crimen.”
El Partido Autenticidad y Modernidad (PAM) se autodefine como una alternativa tanto a los islamistas como a los partidos tradicionales, el mes pasado le retiró el apoyo al Gobierno. Sus 46 diputados pasaron a forman parte de la oposición, uno de sus líderes sigue siendo ministro de Educación.
 
Movimiento de la izquierda radical “Nahj Democrati” que es republicano y que defiende la autodeterminación del pueblo saharaui y considera que “No se puede hablar de elecciones e instituciones mientras el papel del parlamento está muy limitado y los poderes están en manos del rey”.
 
El Partido Democrático Amazigh que representa a los bereberes que son los primeros habitantes del país. EL Partido Istiqlal (PI) nacionalista, Movimiento Nacional (MN), Ahrar (Agrupación de los Independientes)…
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad