Derechos y Libertades

Burbuja macabra con la Ley de Dependencia

Según la Plataforma en defensa de la Llei de Dependí¨ncia 6.400 valencianos han muerto esperando el cumplimiento de la asistencia que habí­an solicitado

0
0 votos
11-06-2009
Publicidad
Según los últimos datos presentados por el Gobierno hasta 421.780 eran las prestaciones concedidas a través de la Ley de Dependencia. Pero este número ha durado poco. Ahora son 366.147. ¿Cómo se han reducido en 55.633 las prestaciones de un dí­a para otro? ¿Es que el Gobierno se las ha reclamado a esos ciudadanos por algún error en la concesión? No, es que estaban muertos.
 Burbuja macabra con la Ley de Dependencia
Según los últimos datos presentados por el Gobierno hasta 421.780 eran las prestaciones concedidas a través de la Ley de Dependencia. Pero este número ha durado poco. Ahora son 366.147. ¿Cómo se han reducido en 55.633 las prestaciones de un dí­a para otro? ¿Es que el Gobierno se las ha reclamado a esos ciudadanos por algún error en la concesión? No, es que estaban muertos.
Un 13% de las personas que figuraban como receptores de una ayuda por la Ley de Dependencia, efectivamente, ya habían fallecido. Las cifras estaban infladas en una burbuja macabra e indignante.

En los principales medios el “error” se ha tratado superficialmente, como arma contra la incompetencia, o para pasar rápidamente a señalar que las comunidades dirigidas por el PP son precisamente las que no cumplen la Ley.

Pero que nadie crea que el tema ha sido corregido inmediatamente. Gobierno y comunidades han llegado a un acuerdo para “limpiar” esos datos. A partir de ahora saldrán cada mes cruzados con la cifra de fallecidos que publique el INE.

Un 20% de los fondos que asigna el Gobierno a las comunidades se conceden en función de los dictámenes efectuados. El nivel de consecuencia con la Ley y de consideración con los cientos de miles de ciudadanos que deben percibirlo se sustenta sobre esta “macabra burocratada”. A parte de las 227.208 personas con derecho a una prestación que siguen esperándola, un 38,29% del total.

Mientras el Gobierno asegura que “las comunidades ya reciben el dinero que les corresponde en función de los datos reales”, el problema son los mecanismos que ha puesto en marcha para que lo reciban las personas, todas y ya.

Una de las explicaciones para el retraso en el esclarecimiento de las cifras es que algunas comunidades se han estado resistiendo a confirmar que las ayudas que habían recibido eran por ciudadanos ya fallecidos y debían devolverlas. Lo que no hace sino agravar la situación. El entramado burocrático de las autonomías pasa por encima de la vida, literalmente, de la gente.

Las asociaciones en defensa del cumplimiento de la ley, denuncian que una parte de los fallecidos han perecido esperando recibir las ayudas. Según la Plataforma en defensa de la Llei de Dependència 6.400 valencianos han muerto esperando el cumplimiento de la asistencia que habían solicitado:

Irene perdió a su madre sin que le concedieran la ayuda que pidió hace dos años medio. Ahora le toca seguir luchando por su hijo, con parálisis cerebral. "Quiero poner una demanda para que me reconozcan el derecho de retroactividad y me paguen todo lo que me toca. Pero a la vez tengo que sacar fuerzas para cuidar de mi hijo. Siento una impotencia y una rabia terribles", confesó esta valenciana acompañada por su marido, Chimo. "Han instaurado un proceso administrativo lento y complejo disuadiendo a los propios afectados de solicitar las ayudas"
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad