INTERNACIONAL: Israel bombardea objetivos civiles

Continúa la carnicerí­a en Gaza

El ejército israelí­ ha bombardeado una escuela de la ONU donde se refugiaban más de 400 civiles, matando a tres jóvenes de una misma familia…

0
0 votos
06-01-2009
Publicidad
El ejército israelí­ continúa con su ofensiva sobre la Franja de Gaza, entregado a una desenfrenada orgí­a de sangre. Conforme pasan las horas, los criterios vagamente "humanitarios" o de "legalidad internacional" van desvaneciéndose ante la lógica frí­a y maquinal de los generales del Tsahal. Hoy el fuego israelí­ ha bombardeado una escuela de la ONU en el campo de refugiados de Chati, cerca de la ciudad de Gaza, matando a tres jóvenes de una misma familia. Con los ataques de esta noche, el balance de ví­ctimas se acerca a los 600 muertos y cerca de 3000 heridos.
 (EFE) Columna de tanques israelí­es avanzando por la Franja
(EFE) Columna de tanques israelí­es avanzando por la Franja
El ejército israelí­ continúa con su ofensiva sobre la Franja de Gaza, entregado a una desenfrenada orgí­a de sangre. Conforme pasan las horas, los criterios vagamente "humanitarios" o de "legalidad internacional" van desvaneciéndose ante la lógica frí­a y maquinal de los generales del Tsahal. Hoy el fuego israelí­ ha bombardeado una escuela de la ONU en el campo de refugiados de Chati, cerca de la ciudad de Gaza, matando a tres jóvenes de una misma familia. Con los ataques de esta noche, el balance de ví­ctimas se acerca a los 600 muertos y cerca de 3000 heridos.
En la Escuela elemental de Asma se refugiaban más de 400 civiles que habían huido de la localidad de Beit Lahiya, entre ellos multitud de mujeres y niños. La agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) había precisado su ubicación exacta, al igual que las de todas las instalaciones de la ONU en Gaza, al Ejército israelí para evitar ser atacados. El portavoz de la UNRWA, Christopher Gunnes, ha calificado el hecho de "una clara violación humanitaria y de la legislación internacional", que prohíbe disparar contra escuelas, hospitales e instalaciones humanitarias.
No ha sido ni mucho menos el único bombardeo a objetivos claramente civiles. Otra escuela ha sido bombardeada en Yan Yunis, al sur de la franja, muriendo dos personas por un obús. Ayer, una madre y sus cuatro hijos morían al ser bombardeado un mercado céntrico de la capital. En el campo de refugiados de Ash Shati, en la playa de Gaza, la Marina israelí alcanzó de muerte a un hombre, su esposa y sus cinco hijos. En el barrio de Zeitún, el ataque israelí arrancó la vida a cinco mujeres y ocho niños de entre cuatro y 15 años de edad. Diferentes fuentes hablas de más de  400 víctimas civiles desde que empezó el conflicto, el pasado 27 de diciembre.
Mientras tanto, después de la ofensiva del domingo que dejó a Gaza seccionada en tres partes incomunicadas, las tropas israelíes apoyadas por tanques y blindados siguen avanzando barrio a barrio hacia el centro de la capital de Gaza. Los combates cuerpo a cuerpo son cada vez más frecuentes en las laberínticas calles de los suburbios de Gaza. Es el terreno interesa a los milicianos de Hamás, después de que los combates a campo abierto causaran más de 100 bajas entre las filas palestinas. Pero aún así la superioridad del Tsahal es abrumadora.
El Tsahal, que ya ha cercado Gaza casi por completo, avanza hacia el sur de la franja Gaza, tomando posiciones en la segunda ciudad de Gaza, Yan Younis.
Las tropas israelíes van ocupando los barrios y los campos de refugiados, entrando casa por casa y deteniendo a todos los varones entre 12 y 45 años. En el campo de Beit Lahiya, los jóvenes y adultos fueron separados de mujeres y niños y confinados en la escuela Maawiya. En una escena digna de Abu Ghraib, les maniataron, les vendaron los ojos y los interrogaron desnudos, expuestos a los cero grados de la noche palestina.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad