Crisis y pobreza

Cruz Roja: operación España

Como si de una operación de ayuda al Tercer Mundo se tratase, Cruz Roja iniciará el próximo lunes la segunda fase de reparto de alimentos del Plan 2009 del Fondo de Garantí­a Agraria (FEGA). 7 millones de kilos se suman a los 15 millones repart

0
0 votos
11-06-2009
Publicidad
Más de 500.000 familias dependen ahora mismo en España de la beneficencia para, al menos, poder comer. La iniciativa del FEGA pretende distribuir 50 millones de alimentos, a través de 7.000 entidades benéficas en toda España, lo que se estima que beneficiará al menos a 1 millón de personas, buena parte de esas 500.000 familias.
 foto EFE
foto EFE
Más de 500.000 familias dependen ahora mismo en España de la beneficencia para, al menos, poder comer. La iniciativa del FEGA pretende distribuir 50 millones de alimentos, a través de 7.000 entidades benéficas en toda España, lo que se estima que beneficiará al menos a 1 millón de personas, buena parte de esas 500.000 familias.
España es, dentro de Europa, uno de los principales beneficiarios de esta ayuda que proviene de la Unión Europea (UE) con fondos de la Política Agrícola Común (PAC). Nada menos que  62 millones de euros, cuando estamos viendo estos días como las juntas de accionistas de Fomento de Contratas y Construcciones o Iberdrola Renovables declaran beneficios multimillonarios. 
 
En una primera fase de reparto de alimentos, el pasado 27 de abril,  se repartieron unos 15 millones de kilos de alimentos en toda España, de los cuales a finales de marzo ya se hizo una entrega anticipada de 2,2 millones de litros de leche. El próximo lunes 15 de junio comenzará otra fase, en la que se van a distribuir 7 millones de kilos de alimentos adicionales, mientras que las próximas fases se realizarán en septiembre y noviembre. Se trata de familias de las clases trabajadoras lo mismo autóctonas que inmigrantes. La crisis ha dejado en paro a uno o más miembros de la familia con lo que no pueden afrontar a la vez la hipoteca y los gastos familiares, o se les ha terminado el subsidio y agotado todos los ahorros, derechos y ayudas posibles.

A ellos van destinados lácteos, como quesos, leche o natillas, zumos de frutas, pasta, galletas, cereales de desayuno, arroz y azúcar, además de productos específicos para niños como papillas y leche de continuación. Un lote con el que subsistir tres meses.

La Cruz Roja participa junto a Cáritas y la Federación Española de Bancos de Alimentos.






¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad