Los prestamos FMI impactarán negativamente a las personas empobrecidas

Prestamos del FMI "el vuelo del buitre"

La crisis, proporciona el marco "idóneo" para un nuevo gran y lucrativo negocio para el imperialismo a través de sus tentáculos, el BM y el FMI, y el endeudamiento de los paí­ses más saqueados.

0
0 votos
11-06-2009
Publicidad
Investigaciones recientes sobre las condicionalidades de los préstamos actuales del FMI demuestran que las viejas recetas de las polí­ticas fiscales estrictas, del recorte en los gastos públicos, y el control de la inflación siguen liderando las condiciones y las recomendaciones del Fondo a los paí­ses asistidos. Investigaciones recientes sobre las condicionalidades de los préstamos actuales del FMI demuestran que las viejas recetas de las polí­ticas fiscales estrictas, del recorte en los gastos públicos, y el control de la inflación siguen liderando las condiciones y las recomendaciones del Fondo a los paí­ses asistidos.
Los pagos de la deuda externa son un componente importante de las salidas de capital de África, Asia y Latinoamérica. El endeudamiento externo de los países de África subsahariana se triplicó durante los años 80 y 90, aunque muchos de ellos gastaban hasta el 40% de su PNB en el pago de sus deudas. Situaciones económicamente insostenibles y un grave obstáculo para hacer frente a los terribles problemas sociales, económicos y ambientales de África.
 
Durante el año fiscal 2008, el Grupo del Banco Mundial aumentó el financiamiento destinado a combustibles fósiles en un 102%. Solo el 11% otorga para la energía renovable. El BM participa, por ejemplo, en el desarrollo del yacimiento petrolífero mar adentro Jubilee (Ghana), o la expansión de Eskom, la compañía energética sudafricana más contaminante. Eskom suministra el 95% de la electricidad en Sudáfrica, de la cual el 90% se genera con carbón.
 
EE.UU, el Banco Mundial, el FMI y otros acreedores prestaron a Mobutu Sese Seko, anterior presidente d la República Democrática del Congo, billones de dólares entre las décadas de los 70 y los 80, sabiendo de ante mano que los ciudadanos no se beneficiarían de los fondos. Éste era el precio que estaban dispuestos a pagar para asegurar la lealtad de Zaire con la zona oeste en un contexto marcado por la Guerra Fría. Sin embargo, esta deuda claramente odiosa e ilegítima permanece en los libros a día de hoy; más de 9 billones de dólares y, la gente de la República Democrática del Congo continúa pagando por los pecados de un líder que no deseaba y los intereses imperialistas.
 
Instituciones Financieras Internacionales BM y el FMI han provocado la crisis económica global, e impusieron -durante los últimos 30 años- políticas neoliberales y ajustes estructurales que obligaron a recortar el gasto público empeorando la crisis para los pueblos.
 
El FMI y BM no sólo destruyeron masivamente empleo, impidieron a los países a alimentar su población, privatizaron los servicios públicos básicos, financiaron la extracción de recursos no-renovables y obligaron a desregular la industria financiera, sino generaron un inmensa deuda externa e ilegítima, que es una de las causas estructurales de la pobreza en el mundo. 
 
Con el fortalecimiento del FMI y BM, triplicando los recursos a su disposición, se provoca una nueva crisis mundial de la deuda que profundizará las desigualdades. La mayor parte del total de los préstamos del FMI solo está disponible si la economía de estos países se está desmoronando.
 
El Fondo acepta menos seguridad, mayor déficit presupuestario, pero también exige plazos de reembolso más cortos. Estos criterios dentro del contexto de crisis sobre crisis que padece África, que supondrán para los pueblos de: Etiopía que es uno de los países que recientemente se benefician de “esta nueva política” del FMI. Que aprobó una financiación rápida de 300 millones de dólares para atender a los problemas la caída de los precios internacionales.O el caso de Tanzania y Kenia con un rápido acceso a fondos adicionales del FMI. 330 millones de dólares a Tanzania para ampliar su déficit presupuestario para mantener la necesaria inversión en infraestructuras. El préstamo de 209 millones de dólares a Kenia espera ayudar al "déficit de financiación en la balanza de pagos".
 
Prestamos que se deben pagar en un tiempo más corto que el periodo generalmente concedidos por el Fondo. Prestamos “rápidos” para situaciones de crisis, con medidas tanto o más duras que las habituales, lo que supondrán una acumulación de la deuda de estos países, que pagaran estos pueblos de por si castigados hasta casi el exterminio.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad