informe del Observatorio Joven de Vivienda del último trimestre de 2008

El minipiso como horizonte

Un joven con un salario de 1200 euros tendrí­a que multiplicarse por tres para poder hacer frente al pago de una vivienda mayor de 35 metros cuadrados.

0
0 votos
10-06-2009
Publicidad
El informe del Obsevatorio Joven de Vivienda presentado en Madrid afirma que con el nivel salarial actual medio de los menores de 34 años les da para comprar únicamente un minipiso de 35 metros cuadrados o menos. Tendrí­an que ganar el triple (3.478,56 euros) para poder acceder a la compra de una vivienda libre y no endeudarse en demasí­a.
 Zapatero y la Ministra de Vivienda Beatriz corredor. Foto EFE
Zapatero y la Ministra de Vivienda Beatriz corredor. Foto EFE
El informe del Obsevatorio Joven de Vivienda presentado en Madrid afirma que con el nivel salarial actual medio de los menores de 34 años les da para comprar únicamente un minipiso de 35 metros cuadrados o menos. Tendrí­an que ganar el triple (3.478,56 euros) para poder acceder a la compra de una vivienda libre y no endeudarse en demasí­a.
    ¿Pero cuál es el salario medio de los jóvenes entre 18 y 34 años? Según el autor del estudio, el salario medio anual es de 14.577 euros: 1.214 euros al mes.
Los que ganan este sueldo destinan hoy en día el 86% de su salario a la compra de vivienda. Cumpliendo la recomendación del Ministerio de Vivienda de no dedicar más del 30% del salario neto a la campra de un vivienda, y siempre contando con que el banco te financie el 80% de la compra (un supuesto cada vez más difícil), los metros cuadrados accesibles para este nivel salarial son 35: los famosos “minipisos de la Trujillo”.
 
Se trata de una medida, más bien una recomendación, que apunta hacia el combat a “vivir por encima de las posibilidades de uno”. Un manido argumento que se utiliza para esconder la responsabilidad de los que pusieron el anzuelo para que muchos se arriesgaran a vivir por encima de sus posibilidades. Los que ahora se llevan las ayudas del estado, los planes de rescate.
 
Y es que la realidad es que mientras el coste de acceso a este mercado se redujo el 2% en el último trimestre del año pasado respecto al trimestre anterior (por la bajada de los tipos de interés y del precio de la vivienda), en apenas tres meses, la cifra de personas jóvenes en paro, y sin recursos para afrontar el pago de una vivienda, aumentó el 20,82% y supone el 18,2% de toda la población joven activa.

El documento presenado por la organización afirma que el alquiler tampoco es la solución, puesto que tampoco puede sufragarlo una persona sola.  Sólo en el caso de un hogar joven (dos personas menores de 34 años) y en determinadas regiones como son Cantabria, Galicia y Castilla León, el alquiler es una posibilidad para un joven menor de 34.


El abismo social se ahonda. La bajada de precios palia las barreras de acceso a la vivienda, pero aumenta a mayor ritmo la cantidad de gente con mayores dificultades para acceder a ella.   La crisis ha agudizado las dificultades de acceso a la vivienda para muchos, y la capacidad de poner dificultades de los pocos que se benefician.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad