Presidenta de la Comisión, Presidente PNV contra ví­ctima

Ví­ctimas con derechos, polí­ticos sin corazón

Una ví­ctima encabeza un organismo autonómico vasco, manifiesta el cambio iniciado. Al PNV le queda mucho camino que recorrer para ser capaz de autoeliminar su veneno. ¿O será una cuestión de "pelas"?

0
0 votos
09-06-2009
Publicidad
Hoy coinciden las dos caras de la cambiante situación polí­tica del Paí­s Vasco. Marí­a del Mar Blanco ha iniciado su tarea como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Solicitudes Ciudadanas del Parlamento vasco. Está integrada en el grupo del PP en la Cámara vasca y es hermana de Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP de Ermua (Vizcaya) secuestrado y asesinado por ETA en 1997. En su primer discurso, ha hecho un llamamiento a la unidad de los partidos, con el objetivo de defender a "todos los ciudadanos que vean vulnerados sus derechos fundamentales, como el derecho a la vida y a la libertad". Una ví­ctima encabeza un organismo autonómico vasco y pide la unidad de los demócratas. Este hecho manifiesta el cambio iniciado y lo que supone como paso en la desarticulación del régimen étnico en el Paí­s Vasco. Hoy coinciden las dos caras de la cambiante situación polí­tica del Paí­s Vasco. Marí­a del Mar Blanco ha iniciado su tarea como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y Solicitudes Ciudadanas del Parlamento vasco. Está integrada en el grupo del PP en la Cámara vasca y es hermana de Miguel Ángel Blanco, el concejal del PP de Ermua (Vizcaya) secuestrado y asesinado por ETA en 1997. En su primer discurso, ha hecho un llamamiento a la unidad de los partidos, con el objetivo de defender a "todos los ciudadanos que vean vulnerados sus derechos fundamentales, como el derecho a la vida y a la libertad". Una ví­ctima encabeza un organismo autonómico vasco y pide la unidad de los demócratas. Este hecho manifiesta el cambio iniciado y lo que supone como paso en la desarticulación del régimen étnico en el Paí­s Vasco.
                La otra cara son las declaraciones de Iñigo Urkullu, el presidente del PNV, calificando de “representante de la más rancia ultraderecha” a José Ignacio Martínez Churiaque, catedrático propuesto para encabezar el Tribunal Vasco de Cuentas, que ha sido víctima de varios ataques de las organizaciones juveniles que dirige ETA. Ha estado comprometido democráticamente como miembro de varias organizaciones de víctimas como Foro de Ermua, Basta Ya y la Fundación por la Libertad.

                Al PNV le queda mucho camino que recorrer para ser capaz de eliminar el veneno ideológico que le inunda, veneno que procede no de la “más rancia ultraderecha”, sino del fascismo más étnico. Dura será la desnazificación. ¿O será también una cuestión de “pelas”? Porque estamos hablando de la Presidencia del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP). ¿Será el turbio entramado de los gastos clientelares de los organismos autonómicos? Seguiremos atentos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad