Shell sentenciada a pagar 11 millones, por nueve ejecuciones en Nigeria.

Shell," petróleo, sangre y miseria" motor imperialista.

La petrolera Royal Dutch Shell pagará 15,5 millones de dólares, acusada de estar relacionada con la ejecución en 1995 del activista nigeriano Ken Saro-Wiva y otros ocho civiles.

0
0 votos
09-06-2009
Publicidad
Abusos, es el termino que se han utilizado en los medios de comunicación para describir los sangrientos actos perpetrados por la petrolera Shell en Nigeria. Los Abogados estadounidenses que representaban al grupo de nigeriano, entre los que se encontraba el hijo de Saro-Wiva, en la demanda presentada contra la empresa anglo-holandesa, la denuncia se basaba en que la Shell se confabulo con las autoridades nigerianas para eliminar a todos los que se opusieran a las actividades de expolio, contaminación de los recursos del pueblo nigeriano, se han reunido material suficiente para acusar a Shell de violaciones a los derechos humanos en Nigeria. Entre los cargos figuran ejecuciones sumarias, crí­menes contra la humanidad y tortura. Han tardado años para que el primero de estos casos llegue a la Cortes. Abusos, es el termino que se han utilizado en los medios de comunicación para describir los sangrientos actos perpetrados por la petrolera Shell en Nigeria. Los Abogados estadounidenses que representaban al grupo de nigeriano, entre los que se encontraba el hijo de Saro-Wiva, en la demanda presentada contra la empresa anglo-holandesa, la denuncia se basaba en que la Shell se confabulo con las autoridades nigerianas para eliminar a todos los que se opusieran a las actividades de expolio, contaminación de los recursos del pueblo nigeriano, se han reunido material suficiente para acusar a Shell de violaciones a los derechos humanos en Nigeria. Entre los cargos figuran ejecuciones sumarias, crí­menes contra la humanidad y tortura. Han tardado años para que el primero de estos casos llegue a la Cortes.
Shell es indirectamente responsable del conflicto social en el Delta del Níger porque no ha hecho nada para reducir la pobreza en la zona. La extracción de crudo en el Delta del Níger  por La Royal Dutch Shell comenzó en 1958. Desde entonces los derrames de crudo, incendios de gas y la deforestación han terminado con los recursos naturales de la región y han destruido la economía de subsistencia de los ogoni, basada en la pequeña agricultura y la pesca. No obstante, tan sólo hasta comienzos de los noventa los ogoni comenzaron a protestar por la represión y explotación de que eran objeto por parte de Shell y la junta militar nigeriana, de la que la Shell está también acusada de pagar.
 
Entre 1990 y 1995, muchas de las aldeas Ogoni fueron incendiadas y sus lideres encarcelado, los soldados nigerianos pagados por la Sheell reprimieron de manera masiva y brutal a los movimientos de protesta Ogoni.
 
El escritor Ken Saro-Wiwa uno de los críticos acérrimos de las operaciones de Shell en Nigeria. Su Movimiento para la Sobrevivencia del Pueblo Ogoni (MOSOP) representaba a las comunidades del Delta del Níger más afectadas por la actividad petrolera Los abusos contra los Ogoni alcanzaron su nivel más deplorable el 10 de noviembre de 1995. El dictador Sani Abacha ordenó la ejecución de 9 líderes ogoni falsamente acusados de asesinato y juzgados por un tribunal militar especialmente instalado para el caso, y a pesar de las numerosas protestas internacionales. El miembro más conocido de "los nueve Ogoni" era Ken Saro-Wiwa
 
Shell es acusada de genocidio contra el pueblo de Ijaw que habita el Warri Sur y junto a los Ogoni sufren los impactos directos y brutales de la industria extractiva del petróleo en el Delta del Níger. Masacres que nos son casos aislados en esta zona y deben recordarse a  demás los pueblos Umuechem, Ogoni, Odi, Odioma ,Agge, Gbaramatu. Las masacres tienen un objetivo claro dentro de la política petrolera y es la de aniquilar la oposición y causar terror.
 
Shell ha incumplido todas las promesas que pudiesen “contrarrestar” el expolio de las riquezas, al promesa de construir suficientes escuelas y policlínicas. Shell asegura invertir millones de dólares por año en el desarrollo de la región, pero según estadísticas, siete de cada diez nigerianos subsisten con un dólar al día, y, en la zona del Delta, el porcentaje de quienes viven por debajo del margen de pobreza es aún mayor. Sin embargo, hasta el día de hoy, en algunos pueblos no hay una estación de servicio, la situación de la población del Delta sólo se ha deteriorado tras la llegada del conglomerado petrolero
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad