Un escaño, 144.000 votos más y 3ª fuerza en 32 capitales

UPyD también conquista Bruselas

El cansancio y el hartazgo de la ciudadaní­a ante el bipartidismo y la partitocracia dominante están encontrando en UPyD una alternativa real que puede romper esta situación tan carcomida en España.

5
1 votos
08-06-2009
Publicidad
Francisco Sosa Wagner entrará en Bruselas. El cabeza de lista de la candidatura de Unión Progreso y Democracia (UPyD) para las elecciones europeas ha salido elegido. Para ello UPyD ha contado con el apoyo de 449.499 votantes, un 2,87% de las personas que en toda España ejercieron el derecho a votar. UPyD ha recibido 144.000 votantes más de los que obtuvo en las generales de 2008, 306.000 votos y un 1,2%. Es decir, prácticamente un 50% de aumento. Además se ha convertido en la tercera fuerza polí­tica en 32 capitales de provincia incluyendo, por número de votantes, Madrid con 82.942 votos y el 6,79%, Sevilla 11.204 y 4,65%, Zaragoza 9.764 y 4,29%, Valladolid 8.670 y 6,26%, Murcia 6.174 y 4,20%, y Oviedo 5.711 votos y, casi el mismo porcentaje que Madrid, un 6,71%. Francisco Sosa Wagner entrará en Bruselas. El cabeza de lista de la candidatura de Unión Progreso y Democracia (UPyD) para las elecciones europeas ha salido elegido. Para ello UPyD ha contado con el apoyo de 449.499 votantes, un 2,87% de las personas que en toda España ejercieron el derecho a votar. UPyD ha recibido 144.000 votantes más de los que obtuvo en las generales de 2008, 306.000 votos y un 1,2%. Es decir, prácticamente un 50% de aumento. Además se ha convertido en la tercera fuerza polí­tica en 32 capitales de provincia incluyendo, por número de votantes, Madrid con 82.942 votos y el 6,79%, Sevilla 11.204 y 4,65%, Zaragoza 9.764 y 4,29%, Valladolid 8.670 y 6,26%, Murcia 6.174 y 4,20%, y Oviedo 5.711 votos y, casi el mismo porcentaje que Madrid, un 6,71%.
          UPyD ha demostrado ser, como ha expresado Rosa Díez, su dirigente y portavoz, “una fuerza política emergente llamada a ser alternativa a PP y PSOE”. Usando sus propias palabras “el avance es clarísimo: en las generales fuimos tercera fuerza en una capital de provincia, Salamanca; ahora lo hemos sido en 32 capitales, entre ellas Madrid, Sevilla, Zaragoza, Valladolid, Murcia u Oviedo. Y en cinco comunidades autónomas”, y destacando de forma especial la subida en 145.000 votos “a pesar de que en las europeas la participación es 20 puntos menor que en las generales”.  

          UPyD ha llevado una campaña a pie de calle, repartiendo periódicos y octavillas, convocando a los ciudadanos a actos electorales realizados al aire libre en las plazas de las ciudades, donde los candidatos exponían el programa para las elecciones europeas y contestaban a las preguntas, espontáneamente formuladas por los ciudadanos asistentes. Todo ello sin prácticamente apariciones en los medios de comunicación, dado el boicoteo objetivo al que ha estado sometido UPyD durante la campaña y a la censura, de hecho, de la radio y la televisión pública. Como Sosa Wagner señaló irónicamente, la dirección de RTVE y el CIS, no han conseguido “su patriótico objetivo” de que UPyD se quedara fuera del Parlamento Europeo.
 
          El cansancio y el hartazgo de la ciudadanía ante el bipartidismo y la partitocracia dominante están encontrando en UPyD una alternativa real que puede romper esta situación tan carcomida, una alternativa que luche consecuentemente por la regeneración democrática en España. Porque la principal conclusión que ha vuelto a imponerse en esta campaña electoral para el Parlamento europeo es, y sólo puede ser, una: que PSOE y PP son hoy por hoy la principal rémora política que tiene España para afrontar sus problemas políticos y para salir de la crisis.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad