Cultura popular

Bollywood en Lavapiés

Del Capitán Alatriste a Bollywood, mestizaje en el castizo barrio de Lavapiés que nos sumerge en una industria que se vakle por si misma creadora e innovadora

0
0 votos
07-06-2009
Publicidad
   Mientras imagino al Capitán Alatriste  en la corrala de la latina y el barrio de Lavapiés para asistir al estreno de la última obra de teatro de cualquiera de los autores del Siglo de oro español, tras descubrir el nuevo mundo de las Américas, se me mezclan en un mestizaje espléndido mientras paseo por sus calles, por Ave María, imaginando la posada de la Lebrijana o la taberna donde borrachos a vino cizañean al personal. De pronto todo se inunda de color, sonido y aromas, Bollywod está en Lavapiés, obras de la gran industria india se representan en la corrala, una realidad que evidencia el día a día en este barrio castizo, donde indios árabes orientales o hispanos se mezclan para dar riqueza y color reinventando el castizo barrio donde el alma de Madrid es más real que nunca, un alma de viajeros y mestizaje.
 
   En esta ocasión olemos a arroz y pollo con curri que se venden a un euro junto con otras tapas indias, podemos sentirnos estrella con la ropa más espectacular de lo que representa toda una industria que nos recuerda la pluralidad pegada a las masas. En este Bollywod vemos una variedad y una industria que abren los ojos de par en par para inventar su modernidad. Una modernidad nueva que marca un proceso de cambio, donde se abre una ventana al mundo, donde se mira hacia fuera para reinventar lo de dentro, para elegir de qué forma dar pasos adelante.
 
   Que una industria cinematográfica comparable a Holywood se genere en un país como India donde las condiciones de vida y de retroceso histórico afloran para comenzar a caminar en otro sentido, produciendo un gran número de películas de calidad, con una repercusión tal nos abre una puerta de cómo se pueden abrir caminos dentro del cine, el arte y la cultura en direcciones diferentes. Como proyecto independiente en otra dirección debemos sacar el punto fuerte de que un cine que parte de las aspiraciones de las masas es posible, se puede estar más o menos de acuerdo con una orientación, pero la realidad de este movimiento de gran calado que ha conseguido competir con la gran industria del cine por excelencia como es Hollywood nos dice, que el séptimo arte vive y se reproduce, que sigue latiendo y recorriendo el planeta de punta a punta, que el séptimo arte solo puede latir en movimiento, avanzando y creando nuevas alternativas, no solo el cine comercial, el cine multinacional, y me refiero al de las grandes multinacionales que deciden las películas que vemos, las que salen en los telediarios y las que no, las que tienen campañas publicitarias millonarias y las que no. Tras toda la industria, emergen nuevas potencias que reinventan el cine y nos traen nuevos aires, nuevas culturas que compiten poniéndose en el mismo nivel que cualquier otra.
 
   De manera que esta semana Lavapiés se despide del tango para recibir a Bollywod, un paseo de lujo que merece la pena realizar sumergiéndose en los entresijos de la India.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad