Corresponsalí­a Asturias

Huelga en Versivus ante el cierre

Los apoyos recibidos por los trabajadores son numerosos, a toda la ciudadaní­a del Valle del Nalón, se le suman representantes polí­ticos y sindicales

0
0 votos
06-06-2009
Publicidad
 
Ayer tuvo lugar la jornada de huelga de 24 horas que los trabajadores de Versivus tenían convocada contra el cierre que la multinacional se prepara para ejecutar en los próximos meses. Al paro añadieron un corte del Corredor del Nalón en las cercanías de la factoría, que se mantuvo cortada de once de la mañana a doce del medio día en señal de protesta y desesperación, ante la situación de inseguridad de lo que les depara el futuro tras el cierre.
 
Los trabajadores esperaban conocer la posición y planes concretos de la empresa en el día de ayer, pero parece que deberán esperar una semana más. La multinacional espera a la reunión con la Consejería de Industria la próxima semana para comunicarle de forma oficial sus planes. Por su parte, la Consejería está estudiando las ayudas que Versivus ha recibido durante estos años, e investiga para prepararse ante la gran probabilidad de que la empresa les presente un plan de cierre.
 
Los apoyos recibidos por los trabajadores son numerosos, a toda la ciudadanía del Valle del Nalón, se le suman representantes políticos y sindicales, que esperan ver una solución ante el cierre de esta factoría del que dependen ochenta puestos de trabajo directos. También han recibido el apoyo de los propios clientes de la multinacional, hablamos de Acerlor-Mital y Acerinox, aunque estas factorías también tienen la casa revuelta, no solo por los ERE´s planteados, también por lo que significa la destrucción de empleo en sectores indirectos que dependen completamente de estas empresas del metal y que se verán gravemente afectadas con la reducción de la producción y puestos de trabajo de forma drástica.
 
Por eso, no solo hay que tener en cuenta los puestos de trabajo directos, ya que se trata de un sector industrial del que se nutren de forma dependiente cantidad de empresas indirectas que reciben el grueso del trabajo de esta multinacional y que significa un parón en seco para una parte importante del sector.
 
La ciudadanía por tanto hace piña con estos trabajadores, que esperan aumentar las medidas de presión si fuera necesario. Con la crisis la situación generalizada de destrucción de capital productivo, puestos de trabajo y riqueza comienzan a ser el pan de cada día. Un pan con el que las empresas multinacionales echan el cerrojo para irse a otra parte con los bolsillos llenos, sin que los políticos hagan nada por remediarlo, sin que los políticos presenten un plan de viabilidad por el cual se puedan pones estas empresas productivas al servicio de la gente, de forma que la riqueza que se genere revierta de forma directa en reinversión en puestos de trabajo y ampliación. Si se puede, si hay suficientes medios de producción y riqueza en nuestro país para salir de la crisis, todo el problema reside en las manos que está esta riqueza y cómo se utiliza.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad