Despilfarro

¿Quién vive por encima de sus posibilidades?

Cualquier ama de casa se echarí­a las manos a la cabeza si su economí­a familiar se basase en los principios, o ausencia de ellos, con los que se utiliza el dinero de todos

0
0 votos
05-06-2009
Publicidad
   El despilfarro de los Ayuntamientos sale a la superficie en esta época de crisis inevitablemente, y ante la indignación ciudadana se buscan excusas de todo tipo para lo inexcusable. Nos dicen que la crisis y el ahogo que sufren muchas familias viene por vivir por encima de nuestras posibilidades, y nos lo dicen aquellos que han tenido la poca o más bien ninguna vergüenza de despilfarrar nuestro dinero de las arcas públicas a su antojo, con unos gastos hasta lo absurdo, que cualquier ama de casa se echaría las manos a la cabeza si su economía familiar se basase en los principios, o ausencia de ellos, con los que se utiliza el dinero de todos.
 
   ¿Quién ha vivido por encima de sus posibilidades? Para muestra un botón, y hoy pasamos por el Ayuntamiento navarro de Duerte para ver cómo se proyecta un balneario, para el cual se presupuesta 6.010.771 euros, que no es poco, sin embargo, este balneario termina costando 13 millones de euros, nada más y nada menos que el doble del presupuesto millonario que ya de por sí se planteaba de forma derrocadora. Por eso los que han vivido por encima de sus posibilidades no es la gente, los que dicen eso es para seguir derrochando ellos a costa de todos, con el dinero de todos, para seguir endeudándonos mientras se proyectan obras millonarias que conforme se ejecutan engordan a ritmo de vértigo.
 
   ¿Cómo actuarían los políticos si esto mismo les ocurriera en una obra de su casa? ¿Podríamos imaginarlo? Los constructores terminan la obra meses después de lo previsto y presentan al Sr político una factura del doble de lo presupuestado, ya imagino al SR echándose las manos a la cabeza y poniendo soluciones rápidas para establecer las condiciones, pero claro, cuando ni el dinero te ha costado trabajo y sudor se gasta más alegremente, y si además no hay un control férreo de lo que sale de las cajas públicas y se queda algo en el camino, pues mejor que mejor.
 
   Que se aprieten ellos el cinturón! Son los políticos, empezando por las cúpulas y terminando por los Ayuntamientos los que han vivido por encima de sus posibilidades, y además los que hemos pagado estas facturas y las que quedan por venir somos nosotros, los ciudadanos. Se debe exigir un ahorro del 20% de los gastos del Estado, para el ahorro y la reinversión, y que esto se dirija a la creación de riqueza y empleo, empezando por recortar los sueldos de los políticos y por el despilfarro de cada administración y Ayuntamiento, sin tocar las cajas sociales, de forma que este ahorro revierta en una salida favorable a los trabajadores de la crisis. Endureciendo las medidas y penas contra la corrupción, para que los corruptos repongan el daño causado, porque son ellos los que han vivido por encima de las posibilidades.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad