La Oficina Internacional para las Migraciones (OIM) abre una oficina en Argelia.

Argelia no quiere jugar a ser el gendarme de Europa.

"Ahora nuestra prioridad es la cuestión del desarrollo, centro de la resolución y la solución de los problemas de migración." Este es el mensaje que Argelia ha dado a la OIM.

0
0 votos
05-06-2009
Publicidad
Tras unas declaraciones del Ministro de Asuntos Africanos y del Magreb, Abdelkader Messahel , ante el Director General de la OIM, la percepción de Argelia sobre la inmigración ha cambiado drásticamente. Argelia ya que quiere reproducir el papel de gendarme de Europa, y presenta su contrapartida, "Por eso, después de haber preferido enfocar su contribución estrictamente en la seguridad, dictadas por la Unión Europea, incluidas en particular los centros "de acogida" y las leyes represivas contra los componentes de las inmigración clandestina. Argelia es el paí­s del Magreb donde occidente ha lanzado "el balón" para que aporte su ayuda"."Ahora nuestra prioridad es que la cuestión del desarrollo se encuentren dentro de las resoluciones y de las soluciones de los problemas migratorios" Tras unas declaraciones del Ministro de Asuntos Africanos y del Magreb, Abdelkader Messahel , ante el Director General de la OIM, la percepción de Argelia sobre la inmigración ha cambiado drásticamente. Argelia ya que quiere reproducir el papel de gendarme de Europa, y presenta su contrapartida, "Por eso, después de haber preferido enfocar su contribución estrictamente en la seguridad, dictadas por la Unión Europea, incluidas en particular los centros "de acogida" y las leyes represivas contra los componentes de las inmigración clandestina. Argelia es el paí­s del Magreb donde occidente ha lanzado "el balón" para que aporte su ayuda"."Ahora nuestra prioridad es que la cuestión del desarrollo se encuentren dentro de las resoluciones y de las soluciones de los problemas migratorios"
”Estoy convencido que el desarrollo de los países de origen de la inmigración es la llave para un buen reglamento para el problema de la migración”.”Si los países occidentales, sobretodo europeo… Tenemos que hacer el vínculo entre migración y desarrollo", dice Messahel, invitando a los países del Norte para poner “echar  manos” en sus bolsillos para ayudar a los países del Sur en apoyo de sus miles de valientes desperados que ven en el mar su camino en busca de El dorado.
 
Esto es lo que el Ministro de Asuntos de Magreb y de África, propone para hacer frente a las llamadas raíces del fenómeno de la emigración. Abdelkader Messahel reconoció que su país pasó de un país de tránsito a "productor" y "exportación" de inmigrantes legales e ilegales. Y es en este contexto que el Sr. Messahel abogó por los derechos de los inmigrantes y lamentó que sólo unos cuarenta países de los 125 miembros de la OIM, han ratificado la convención internacional sobre la gestión de los trabajadores migrantes y sus familias en 1992.
 
El director de la OIM, William Swing, quien parece incapaz de imponer nada a los poderosos de este mundo, ha prometido, sin mucha convicción, "para garantizar el cumplimiento de la normativa en materia de protección de derechos de los migrantes, dondequiera que se encuentren” Parece que Argelia, que recibe a miles de trabajadores chinos, los inmigrantes ilegales a África a salir de Europa y que "produce" su propia "Harraga" se ha convertido en un país interesante para “vigilar”, en cualquier caso la OIM ha decidido controlarlo “plantado su bandera” a través de la apertura de su oficina en Argel.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad