España disminuye el porcentaje del PIB destinado a gasto social

Retroceso social

Somos el paí­s continental que más porcentaje del PIB ha destinado a planes de rescate para los bancos y las grandes constructoras, mientras se recorta, en los hechos, la protección social.

0
0 votos
07-06-2009
Publicidad
Zapatero anuncia en campaña que con la derecha peligrarí­a la polí­tica social. Pero antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. En 2008, el porcentaje del PIB destinado a gasto social en España, no sólo no ha aumentado sino que ha descendido, incrementando así­ la distancia que nos separa de la media europea. Somos el paí­s continental que más porcentaje del PIB ha destinado a planes de rescate para los bancos y las grandes constructoras, mientras se recorta, en los hechos, la protección social.
 (EFE)
(EFE)
Zapatero anuncia en campaña que con la derecha peligrarí­a la polí­tica social. Pero antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. En 2008, el porcentaje del PIB destinado a gasto social en España, no sólo no ha aumentado sino que ha descendido, incrementando así­ la distancia que nos separa de la media europea. Somos el paí­s continental que más porcentaje del PIB ha destinado a planes de rescate para los bancos y las grandes constructoras, mientras se recorta, en los hechos, la protección social.
Paso atrás en prestaciones públicas de carácter social. Los datos que acaba de publicar Eurostat -la Oficina de estadísticas de la UE- indican que el gasto de España en protección social ha bajado hasta el 20,9% del Producto Interior Bruto (PIB), dos décimas menos que un año antes. Se trata del primer retroceso desde el año 2001, cuando la protección social pasó del 20,3% del PIB hasta el 20%.
El periodo de crecimiento no ha servido para que España converja con la eurozona en términos de protección social. Mientras que en el área del euro ha pasado de representar el 26,7% en el año 2000 al 27,5% en 2006 -lo que supone un avance de ocho décimas-, en España ha evolucionado en el mismo periodo desde el 20,3% al 20,9%, es decir, un progreso de tan sólo seis décimas.
Lo relevante de esta evolución es que España no ha sido capaz de acercarse a la media de la eurozona en términos de protección social ni siquiera en los momentos más brillantes de la economía en muchos decenios. Durante el sexenio analizado la economía creció entre un mínimo del 2,7% en el año 2002 y el 5% del 2000. Su inferioridad afecta a todas las funciones de gasto social, salvo en desempleo, donde España gasta más dinero que la media de la unión monetaria.
En salud, la distancia es de 1,3 puntos (7,7% del PIB frente al 6,4%); en incapacidad, la diferencia es de dos décimas (1,7% frente al 1,5%), y de nada menos que de un puntos en protección a la familias y los hijos (un 2,2% en Europa frente al 1,2% español).
En términos per cápita, sin embargo, Luxemburgo es quien destina más dinero a protección social, seguido de Holanda y Suecia. En el primer caso, se alcanza los 13.458 euros en términos de paridad de poder de compra, lo que permite hacer comparaciones más homogéneas.
España se encuentra a años luz de esa cifra (5.163 euros), hasta el punto de se sitúa en el puesto número 14 de los 27 países de la clasificación de Eurostat. Sólo Portugal, de la vieja Europa, obtiene unos registros peores. Incluso Grecia, con 5.552 euros, se sitúa por delante de España.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad