España se acerca a los 47 millones de habitantes

Más España gracias a los inmigrantes

Una parte importante de la actividad productiva en España descansa sobre este número creciente de inmigrantes incorporados a las actividades económicas como integrantes de la población trabajadora.

5
1 votos
03-06-2009
Publicidad
Según los datos provisionales del padrón, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadí­stica (INE), la población empadronada en España ha crecido durante el último año en medio millón de personas, hasta situarse en 46.661.950 habitantes. Este aumento se debe principalmente a los inmigrantes. En su caso el aumento ha sido de 329.929 personas, cuando el crecimiento de los españoles ha sido sólo de 174.199. Por ello, el número de inmigrantes crece de 5,2 millones a 5,5, con lo que el porcentaje pasa de un 11% a un 12% del total de la población empadronada en España. Los trabajadores inmigrantes están suponiendo un fortalecimiento del conjunto de la población trabajadora. Según los datos provisionales del padrón, publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadí­stica (INE), la población empadronada en España ha crecido durante el último año en medio millón de personas, hasta situarse en 46.661.950 habitantes. Este aumento se debe principalmente a los inmigrantes. En su caso el aumento ha sido de 329.929 personas, cuando el crecimiento de los españoles ha sido sólo de 174.199. Por ello, el número de inmigrantes crece de 5,2 millones a 5,5, con lo que el porcentaje pasa de un 11% a un 12% del total de la población empadronada en España. Los trabajadores inmigrantes están suponiendo un fortalecimiento del conjunto de la población trabajadora.
Y ello a pesar de que el ritmo de empadronamiento entre los extranjeros ha caído prácticamente a la mitad, ya que durante los últimos años el número de inmigrantes crecía entre 600.000 y 750.000 cada año. Esto es debido, obviamente, a que la crisis ha golpeado antes y de forma más virulenta en los inmigrantes ya que tienen mayoritariamente trabajos precarios y temporales.
Los ciudadanos rumanos siguen siendo los más numerosos (796.576 personas), les siguen los marroquíes (710.401), y los ecuatorianos (413.715). Y es que, fruto de la incorporación de Rumania a la Unión Europea en enero de 2007 ha adelantado a Marruecos, que ahora es el segundo país extranjero con más habitantes en España. Durante 2008, la cifra de ciudadanos rumanos es la que ha experimentado un mayor crecimiento (64.770 personas más). Los ciudadanos de Ecuador empadronados en España, sin embargo, disminuyen un 3,3%. Las comunidades donde se ha producido mayor aumento de extranjeros en términos absolutos durante el año 2008 son Cataluña (80.402), Andalucía (44.814) y Comunidad de Madrid (37.752).
            Una parte importante de la actividad productiva en España descansa sobre este número creciente de inmigrantes incorporados a las actividades económicas como integrantes significativos de la población trabajadora.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad