El nuevo moldeo podrí­a ser el que surja de la unión del Sur.

Las cumbres África- Sudamérica

Entre los antecedentes figura la cumbre Arabe-Sudamericana de 2005, en las que se priorizo, de que solo en la unión de las antiguas colonias del Sur hay una posibilidad de éxito.

0
0 votos
02-06-2009
Publicidad
Desde América Latina se comparte con el mundo árabe y africano similares problemáticas: necesidades insatisfechas en una parte significativa de la sociedad civil, regí­menes polí­ticos muchas veces autocráticos, crisis de legitimidad y sobre todo una inserción de dependencia y explotación del sistema capitalista internacional. Desde América Latina se comparte con el mundo árabe y africano similares problemáticas: necesidades insatisfechas en una parte significativa de la sociedad civil, regí­menes polí­ticos muchas veces autocráticos, crisis de legitimidad y sobre todo una inserción de dependencia y explotación del sistema capitalista internacional.
Lula ha sido uno de los más activos representante de esta bandera de los países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Al que corresponde esta declaración: "vengo a saldar una deuda con el continente africano, desangrado por las colonias".
 
Últimamente, la reciente celebración de diversas rondas de cumbres interregionales entre Sudamérica y el mundo árabe y africano hablan del interés por establecer un diálogo estrecho y permanente entre dichas regiones. Asimismo, señalan la creciente importancia que estos actores están adquiriendo en el plano global. Cabe recordar así las Cumbres América del Sur-Países Árabes –Brasilia, mayo 2005–, África-América del Sur –Abuja, noviembre de 2006– y Zona de Paz yCooperación del Atlántico Sur (ZPCAS) –Luanda, junio de 2007–.
La Cumbre del 2008 arrancó en medio de un debate de ideas, que puede fortalecer y alimentar el futuro de estos continentes, de estos países y de esos pueblos. Sólo a través del debate de ideas, constructivo, creador, se puede ir construyendo el camino de la liberación –Venezuela se propuso la iniciativa de crear una comisión de Energía afro-sudamericana, y ser sede de la cita presidencial, en enero de 2009.
 
"Sólo el sur salva al sur, y el sur puede vivir del sur", fue el argumentó del viceministro de Relaciones Exteriores para África, Reinaldo Bolívar, ante la crisis alimentaria y financiera mundial, durante la cuarta edición de la "Semana Mundial de África en Venezuela". Irán, Japón, China y Brasil se adhirieron a la propuesta financiera venezolana
 
Se ha ratificado el compromiso con la Unión de América del Sur y del África, que es la unión que va a permitir construir el mundo pluriplural sin imperios, sin hegemonismos, que permita la construcción de un mundo de iguales para la superación de los graves e inmensos problemas sociales que hemos heredado en los últimos dos siglos.
Aunque muchos medios de la prensa hegemónica le han restado trascendencia a esta Cumbre, puede ser el inicio de algo importante. Orígenes distintos pero presentes similares pueden ser aprovechados para sumar fuerzas en aras de superar el atraso y la pobreza actual. En los países que siendo poseedores de las mayores recursos minerales, energéticos y terrenos para los cultivos, llevan décadas en las los puestos de los más pobres, y míseros países del mundo “gracias” al esfuerzo continuo del imperialismo.
 
Este renovado interés por los espacios árabes y africanos ha tenido también su correlato en universidades de todo el mundo, que han ampliado y diversificado su oferta curricular y sus iniciativas de investigación para adaptarse a estas circunstancias.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad