Bolivia pide extradición de Sanchez Lozada refugiado en EE UU

Bolivia solicita extradicción a EE UU

Derrotado el gobierno por la protesta social, con pasaporte falso, Lozada huyó en helicóptero hacia los Estados Unidos, donde vive hasta hoy en el estado de Maryland en calidad de refugiado polí­tico.

0
0 votos
01-06-2009
Publicidad
El gobierno de Bolivia prepara el traslado de una comisión ministerial a Estados Unidos (EE.UU.) que pretende apresurar el trámite de extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, procesado en el paí­s suramericano por delitos de lesa humanidad, informó este domingo una fuente oficial. El gobierno de Bolivia prepara el traslado de una comisión ministerial a Estados Unidos (EE.UU.) que pretende apresurar el trámite de extradición del ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, procesado en el paí­s suramericano por delitos de lesa humanidad, informó este domingo una fuente oficial.











Se trata de la "visita (a EE.UU.) de una comisión para tener una reunión con el Departamento de Justicia, donde está el proceso de extradición de Gonzalo Sánchez de Lozada para acelerar el proceso", declaró el viceministro de Coordinación Gubernamental, Sacha Llorenti.
 
En declaraciones a la emisora estatal Patria Nueva el viceministro aclaró que aún no se tiene una fecha para el viaje a Washington, pero detalló que la comitiva estará liderada por el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.
 
La cancillería boliviana remitió en noviembre pasado la demanda de extradición de Sánchez de Lozada y sus ministros Carlos Sánchez (Defensa) y Jorge Berindoague (Hidrocarburos), mientras la Corte Suprema de Justicia (CSJ) abrió hace dos semanas el proceso judicial por la masacre de octubre, en ausencia de varios coimputados.
 
Sólo comparecieron al inicio del juicio los ex ministros de Trabajo, Adalberto Kuajara; de Servicios Financieros, Dante Pino, Erik Reyes Villa, de Medio Ambiente, además de los cinco jefes militares de esa época.
 
Entretanto, Perú recibió en condición de asilo a la ex titular de Participación Popular, de Salud y de Desarrollo Económico, lo que ha generado tensiones entre La Paz y Lima.
Las denuncias revelan que el ex mandatario es responsable de la muerte de 67 personas y 400 heridos ocurridas en una insurrección popular que rechazaba la venta de gas a EE.UU. por puertos chilenos.
 
Además, recibe acusaciones de otros nueve delitos, entre los que destaca el genocidio, que en la legislación nacional se aplica a "masacres sangrientas", con el que la Fiscalía cataloga lo ocurrido hace seis años. Se abarca lesiones graves al Estado, vejaciones y torturas, atentado a la libertad de prensa, allanamientos y resoluciones contrarias a la ley.
 
Después que el presidente Lozada anunciara la firma del Tratado, comenzaron incontrolables protestas masivas a nivel nacional, en particular en El Alto, donde la mayoría de los indígenas residentes organizaron comités de barrio. Con la solidaridad activa de los movimientos sociales, los obreros de las minas y los campesinos de coca bloquearon las carreteras y paralizaron la capital, la respuesta del Presidente, aconsejado por las empresas gringas, fue el envió de tropas con el fin de romper el bloqueo, pero no tuvo éxito.

Derrotado el gobierno por la protesta social, con pasaporte falso, Lozada huyó en helicóptero hacia los Estados Unidos, donde vive hasta hoy en el estado de Maryland en calidad de refugiado político. A casi seis años después del Octubre Negro sigue pendiente el castigo de los responsables. Con el último asilo a los responsables de la masacre boliviana, el gobierno peruano con Alan García Perez, ex profugo de la justicia también y fiel aliado de EE UU, se ha convertido en refugio y solaz de todos los ex -agentes del imperialismo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad