Cómics

El cómic, más literatura.

A principios de febrero se hizo público el primer ganador de un premio que equipara cada vez más el cómic con la literatura.

0
0 votos
31-05-2009
Publicidad
El álbum "Planeta Extra", obra de los argentinos Diego Agrimbau y Gabriel Ippóliti, se alzó con un galardón dotado de 20.000 euros. Junto con el también recientemente creado Premio Nacional de Cómic, que otorga el Ministerio de Cultura, confirmó no sólo el buen momento que vive la industria de la historieta en nuestro paí­s, sino también el reconocimiento institucional que está alcanzando un medio que ha pasado de ser considerado un arte menor, a convertirse vehí­culo de transmisión cultural realmente valioso. El álbum "Planeta Extra", obra de los argentinos Diego Agrimbau y Gabriel Ippóliti, se alzó con un galardón dotado de 20.000 euros. Junto con el también recientemente creado Premio Nacional de Cómic, que otorga el Ministerio de Cultura, confirmó no sólo el buen momento que vive la industria de la historieta en nuestro paí­s, sino también el reconocimiento institucional que está alcanzando un medio que ha pasado de ser considerado un arte menor, a convertirse vehí­culo de transmisión cultural realmente valioso.
Los principales responsables de este gran salto  son sin duda los autores que utilizan este medio de expresión para tratar temáticas hasta ahora exclusivas de la literatura o el cine. Valientes profesionales que han “salido del armario” y pasan ha integrarse en los más altos círculos culturales.
 
La obra ganadora “Planeta Extra”, es un cómic que mezcla la ciencia ficción con la crítica social, ambientado en un hipotético futuro que se nos antoja tan familiar como el presente, y homenajea en su lenguaje a grandes autores del género como George Orwell o Ray Bradbury.
 
El formato del certamen se asemeja bastante a su homónimo literario. Según la organización se presentaron hasta 170 obras inéditas, y la editorial publicará la ganadora y las finalistas bajo su propio sello. Sin embargo, a diferencia del Planeta de novela, este concurso admite a concurso proyectos inconclusos, por lo que cabrá esperar una temporada hasta que vea la luz en las librerías. Una variante digna de felicitación, teniendo en cuenta las dificultades materiales a las que se enfrentan los jóvenes profesionales a la hora de elaborar un trabajo de este calibre sin ningún apoyo financiero previo.
 
El jurado estuvo compuesto, además de por responsables de la editorial, por críticos, autores reconocidos y profesores de arte, y el ganador se decidió por ponderación de nota. Según el jurado valoró “un muy buen guión al que se le une una cuidada y extraordinaria ilustración”.
 
Galardones como este contribuyen tanto al apoyo a los nuevos autores y la publicación de cada vez más obras que de otro modo no saldrían a la luz, como a la difusión mediática de un lenguaje que deja de estar arrinconado en los kioscos y se coloca en la vanguardia del arte y la cultura popular.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad