Lucha contra la gripe porcina

La gripe de Carlos III

La ubicación del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) podrí­a estar ralentizando la detección del brote de gripe

0
0 votos
14-06-2009
Publicidad
El pasado 21 de enero, a raí­z del traspaso del Carlos III del departamento de sanidad de Bernat Soria al de Innovación y tecnologí­a de Cristina Garmendia, afirmamos en estas páginas...Los centros de investigación Biomédica son para la medicina española como los ojos al cirujano. Si alejas los ojos del campo operatorio, el bisturí­ acabará cortando lo que no debe. Y parece que ya está ocurriendo con la gripe porcina. El pasado 21 de enero, a raí­z del traspaso del Carlos III del departamento de sanidad de Bernat Soria al de Innovación y tecnologí­a de Cristina Garmendia, afirmamos en estas páginas...Los centros de investigación Biomédica son para la medicina española como los ojos al cirujano. Si alejas los ojos del campo operatorio, el bisturí­ acabará cortando lo que no debe. Y parece que ya está ocurriendo con la gripe porcina.
     Decíamos en dicha ocasión que alejar los grandes centros de investigación biomédica del Ministerio de Sanidad no era una buena idea. “Para extirpar un problema sanitario es imprescindible la investigación, tanto de laboratorio como epidemiológica. Son los ojos que permiten ver el problema, y verlo correctamente. Este es el papel de los grandes centros de investigación Biomédica en España, el CNIO (Centro Nacional de Investigación Oncológica dirigido por Mariano Barbacid), el CNIC (Centro Nacional de Investigación Cardiovascular dirigido por Valentín Fuster) y el CIEN (Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas). Estos han dejado, junto al Instituto de investigación Carlos III, de pertenecer al Ministerio de Sanidad. Bien seguro que la investigación biomédica española dará un salto.  El problema es quién se va a beneficiar.  ¿Qué base industrial propia, nacional, tiene para rentabilizarlo y qué conexión directa con la práctica clínica se va a establecer? Alejar ambas no parece un buen comienzo.”
 
Ahora, cuatro meses despues, la descoordinación entre Defensa y Sanidad que presuntamente ha originado la mala gestión del brote de gripe porcina en el cuartel de Hoyo del Manzanares es debida, según PP y CiU, a  que el Instituto de Salud Carlos III pertenece al organigrama de Ciencia e Innovación y no al de Sanidad.
 
 ER-IU-ICV ha calificado esta afirmación de insidia. Pero lo cierto es que la mayor rapidez o tardanza a la hora de reaccionar ante brotes o epidemias de cualquier tipo es responsabilidad en España del Instituto Carlos III. Son los ojos que permiten ver, vigilar, seguir y determinar el riesgo epidémico de los brotes infecciosos o tóxicos. La disociación del Instituto del departamento de Sanidad efectivamente no caminaba a reforzar este papel, o al menos no se explicitaron en su momento las medidas para que su segregación no actuara en detrimento de este papel.
 
Gaspar Llamazares, portavoz de Sanidad del Grupo ER-IU-ICV ha afirmado que las afirmaciones son una insidia, que  la unidad específica de gripe A está “prácticamente ubicada en Sanidad" y  "la relación entre Sanidad y el Carlos III es íntima y directa: no hay ninguna asintonía ni falta de coordinación". A pesar de que disiente de que el Instituto Carlos III esté en Ciencia (de lo cual disiente todo el Parlamento y el propio ministerio de Sanidad, según él), tampoco ha exigido responsabilidades a Sanidad.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad