La economí­a sumergida alcanza ya el 23% del PIB

¿Hacienda somos todos?

Se calcula que unos 240.000 millones de euros de actividad no pagan impuestos, por lo que se dejan de ingresar casi 90.000 millones de euros anuales.

0
0 votos
28-05-2009
Publicidad
Este hecho unido al elevadí­simo gasto público, está poniendo en peligro la capacidad de pago de la deuda español y el agujero en la caja cada vez es más profundo. Sólo hasta abril los ingresos fiscales cayeron en 11.500 millones.
 (EFE)
(EFE)
Este hecho unido al elevadí­simo gasto público, está poniendo en peligro la capacidad de pago de la deuda español y el agujero en la caja cada vez es más profundo. Sólo hasta abril los ingresos fiscales cayeron en 11.500 millones.
En la baja recaudación actúan dos factores, por una parte, el descenso de la actividad económica desde el inicio de la crisis, el aumento de las solicitudes de aplazamiento de los pagos fiscales por parte de los contribuyentes y el aumento de la actividad en negro en muchas ocasiones como fórmula para paliar la crisis.
 
Pero ninguno de estos factores es problema principal al que nos enfrentamos con estos datos. Porque el Estado empieza a presentarse como una gran policía que redoblará su persecución a los ciudadanos, amen de subir también más impuestos.

Es la reducción en los gastos superfluos del Estado la primera clave para solucionar el agujero negro de la inmensa deuda española. ¿Cómo es posible que el gobierno central y autonómicos continúen haciendo gala del derroche que nos ha conducido a deudas multimillonarias?

¿Cómo es posible que continúen los altos cargos con sueldazos, dietas, viajes o coches de lujo?

Sólo la reducción del un 20% en los gastos del Estado sería suficiente para crear 1, 5 millones de empleos al año.

No es de recibo que ellos mantengan sus estrafalarios gastos mientras nos piden a los ciudadanos austeridad, nos aprietan las tuercas fiscales y nos suben los impuestos de todo tipo (carburantes, basura, trasporte…).

No es de recibo que los autónomos y pymes tengan que tributar un tercio de sus beneficios mientras que las grandes fortunas sólo pagan un 1% de impuestos.

No señores… Hacienda no somos todos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad