Literatura

Mi nombre es Legión

Lobo Antunes presenta en Madrid su última novela, una incursión en el universo de los desheredados absolutos

0
0 votos
28-05-2009
Publicidad
La narrativa de António Lobo Antunes (Lisboa, 1942) se ha erigido en los ultimas dos décadas en uno de los hitos fundamentales de la literatura europea. Su vigorosa expresividad, su capacidad de viajar a los rincones oscuros e inaccesibles de las situaciones y de las gentes, su forma de abordar las fonteras siempre difusas entre el bien y el mal, y, ante todo, su peculiar alquimia con el lenguaje han llevado su obra a ocupar un lugar de privilegio en el actual panorama literario continental. Muy apreciado por el público español, Lobo Antunes está en España para recibir un homenaje de la Casa de las Américas y presentar su último libro, editado por Mondadori: "Mi nombre es Legión", una novela "de y sobre desheredados".
 Mi nombre es Legión
La narrativa de António Lobo Antunes (Lisboa, 1942) se ha erigido en los ultimas dos décadas en uno de los hitos fundamentales de la literatura europea. Su vigorosa expresividad, su capacidad de viajar a los rincones oscuros e inaccesibles de las situaciones y de las gentes, su forma de abordar las fonteras siempre difusas entre el bien y el mal, y, ante todo, su peculiar alquimia con el lenguaje han llevado su obra a ocupar un lugar de privilegio en el actual panorama literario continental. Muy apreciado por el público español, Lobo Antunes está en España para recibir un homenaje de la Casa de las Américas y presentar su último libro, editado por Mondadori: "Mi nombre es Legión", una novela "de y sobre desheredados".
“Yo escribo con las cosas que los demás deshechan”, dice Lobo Antunes. “Las cosas que otros tiran a la basura yo las recojo, y escribo sobre ellas”. Así de expresivo se muestra el escritor portugués al describir los materiales de los que está compuesta su “experiencia literaria”. Y no es una “boutade”, ni un engaño. La literatura de Lobo Antunes se nutre de un compromiso del escritor con todo aquello que, de alguna manera, está “en los márgenes”, fuera de una normalidad expresa. Y, en cierta forma, “Mi nombre es Legión”, su última novela, es una de las más consecuentes y radicales en ese compromiso, ya que da voz a los delincuentes de los barrios marginales lisboetas, prostitutas, travestis, criminales,..., personas “heridas”, colocadas en los márgenes absolutos de la realidad social.

Lobo Antunes ha explicado también en Madrid sus “motivaciones” para escribir, a través de tres o cuatro imágenes muy expresivas. Aunque es un gran amante de los libros y de la lectura, sus verdaderos “maestros” han sido siempre “otros seres humanos”: “Un enfermo esquizófrénico que me dijo que el mundo estaba hecho por detrás; una mujer que, enferma de cáncer, fue demasiado tarde al hospital para curarse y a la que, al preguntarle que por qué, me respondió que por falta de dinero, que “Sin dinero no hay alma”; y sobre todo un niño que murió de cáncer y al que, al llevárselo el enfermero envuelto en una sábana, se le quedó un pie fuera colgando”. Esas visiones le hicieron creer que necesitaba escribir, “para dar voz a los sin voz”.

Nacido en Lisboa en 1942, hijo de una familia de médicos y abogados, Lobo Antunes estudió Medicina y se especializó en Psiquiatría. Entre 1970 y 1973 participó en la última fase de la guerra de Angola, que significó el fin del imperio colonial portugués en África. En 1979 publicó su primera novela, “Memoria de elefante”, y desde entonces se ha dedicado exclusivamente al periodismo y a la literatura. Sus novelas, algunas tan aclamadas como “Manual de inquisidores” o “Esplendor de Portugal”, se han traducido a numerosas lenguas y le han granjeado numerosos premios, que Antunes asegura haber recibido con “honor”, pero también con la absoluta convicción de que “ni mejoran ni empeoran la obra literaria”. El último que ha recibido es es el de la FIL, el premio de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, el antiguo Juan Rulfo. Su nombre suena cada año como candidato al Premio Nobel de Literatura.

En “Mi nombre es Legión”, Lobo Antunes reconstuye una historia escalofriante situada en los barrios marginales lisboetas, y en la que “el policía protagonista se convierte en una especie de escritor que lucha con el material que tiene y que, en este caso, son personajes solos y desarraigados en un ambiente de emigrantes africanos. Son gente que sólo sabe expresarse a través de la violencia, porque no pertenecen ya a una África que han perdido ni a una Europa que no los acepta”. En esta Lisboa de desarraigados, Antunes construye un relato de vidas rotas, en el que “la frontera entre el bien y el mal siempre es muy difusa”.

Por otra parte, Lobo Antunes aprovechó su presencia en Madrid para reiterar, una vez más, que “en España se siente como en casa” y para proclamar sus convicciones iberistas: “Toda la península Ibérica –dijo– debería ser una federación”. Y anunció que ya ha escrito una nueva novela, que llevará por título “¿Qué caballos son aquellos que hacen sombra en el mar?”, basado en una canción de la frontera hispano-portuguesa que se canta en Navidad, y que se editará en noviembre en Lisboa.
 
 
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad