Corresponsalí­a Asturias

Huelga de los médicos del Jove

La sanidad se dirije a la privatización y la proletarización de los médicos

0
0 votos
28-05-2009
Publicidad

El pasado martes llevaban a cabo la jornada de huelga convocada por el Sindicato Médico Profesional de Asturias (SIMPA) en el hospital del Jove. La huelga estaba convocada para el pasado mes de mayo, pero se decidió aplazarla para prevenirse de tener al 100% los servicios en medio de la gripe porcina.
Hablamos de un hospital concertado que el pasado año recibió 30 millones de euros en concepto de este concierto con el Principado. El motivo de la huelga es la homologación del baremo y condiciones de estos facultativos con respecto a los que pertenecen al del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ya que a los médicos y personal del Jove no se les contabiliza la antigüedad a la hora de presentarse a convocatorias de ofertas de trabajo de manera que no les contabilizan en el baremo los puntos que por antigüedad les corresponderían. Otro de3 los motivos es la subida salarial y el precio de las horas de guardia, que en el Jove se paga a 14 euros mientras en el resto de los hospitales de España el precio es de 22 euros la hora. 
 

 
La jornada de huelga fue secundada por el 90% de la plantilla. Dejando los servicios mínimos como si de un domingo se tratase, de manera que la valoración de los huelguistas es de un éxito absoluto. Sin embargo, el Principado se posiciona en la postura de recordar que este hospital es concertado y corresponde a la dirección privada del mismo solucionar los problemas que puedan darse.

 
En esta huelga nos encontramos dos de los factores principales que marcan el rumbo que está tomando nuestro sistema sanitario. En primer lugar la dirección que está tomando la sanidad pública que cada vez más se dirige a la privatización, primando los proyectos privados en detrimento de los públicos, y en segundo lugar, otra de las cuestiones estrechamente ligada a la primera, es la proletarización del sector sanitario, en el que se encauza a los médicos a jugar el mismo papel que un trabajador de una fábrica. Entiéndanme bien, no se trata del valor de una ocupación u otra, lo que quiero decir es que al situar a los médicos que tienen en sus manos nuestra salud y nuestra vida, como meros obreros, lo que se está cuestionando es el servicio y la calidad de la sanidad para cada uno de los trabajadores, para cada ciudadano, de manera que se provoquen huelgas que dejen sin servicio a un buen número de ciudadanos, operaciones sin realizar y consultas cerradas que lo que provocan es que se agudicen las consecuencias que esto tiene para la gente, colocando a los médicos de un lado y a los pacientes de otro, cuando lo que urge es una alternativa en sanidad que puedan defender médicos y pacientes, que apueste por la sanidad pública y que se oriente por las necesidades de la gente. Pero con esta proletarización lo que pretenden es facilitar el camino a la privatización.

 
Por eso, apostar por protestas que puedan unificar las necesidades fundamentales de la mayoría es fundamental para dar en el blanco fuerte y al unísono como un puño. Que aprovechen la jornada de huelga para realizar en este hospital concertado una jornada de puertas abiertas en la que los médicos realicen un día intensivo de pruebas y todo tipo de atención médica gratuita a todo el que lo solicite y necesite, que hagan huelga a la china, trabajando el doble, pero sin burocracia y gratis, eso sí les hace daño, si les hace pensar, eso sí centra el problema de los medios que se tienen y lo que se cobra por los conciertos mientras se reservan para los altos directivos las ganancias a costa de nuestra salud y de largas colas de espera mientras si quieres un servicio digno tienes que pagar.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad