De los imaginarios "brotes verdes" al abismo real

La ONU prevé una contracción del 2,6% en el PIB mundial en 2009 y la pérdida de 50 millones de emple

Frente a quienes confunden a los ciudadanos con falsos "brotes verdes" la ONU baraja un escenario en el que lo peor está por llegar: augura un recorte de la renta per cápita mundial del 3,7% en 2009

0
0 votos
29-05-2009
Publicidad
La Organización de Naciones Unidas (ONU), revisó ayer a la baja su previsión de crecimiento mundial debido a los efectos de la crisis económica. El nuevo informe de “perspectivas económicas para 2009” prevé una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) mundial del 2,6%; y pronostica la pérdida de 50 millones de empleos a todo el mundo durante los próximos dos años. Una cifra que “podría duplicarse” si la situación económica sigue deteriorándose.
En la eurozona la contracción del PIB llegaría al 3,7% en 2009 y al 1,2% en 2010.
 
Frente a quienes pretenden confundir  a los ciudadanos con falsas esperanzas, “brotes verdes” que sólo están en su propaganda, la ONU baraja un escenario en el que lo peor está por llegar: augura un recorte de la renta per cápita mundial del 3,7% en 2009 y que al menos 60 países desarrollados sufrirán descensos en la misma.
Destaca cómo las economías en vías de desarrollo han resultado “golpeadas de manera desproporcionada por la crisis”, lo que supone “una significativa amenaza para el desarrollo social y económico”. Sólo siete países registrarían incrementos de la renta per cápita del 3% o superiores, el mínimo nivel de crecimiento requerido para reducir los niveles de pobreza en estas regiones.
Y alerta de que el recorte sobre el desempleo y de las oportunidades en los países en vías de desarrollo “conducirá a una ralentización considerable en el progreso hacia la reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre”. Así calcula que entre 73 y 105 millones de personas más que antes de la crisis permanecerán o caerán en situación de pobreza.
 
Un informe demoledor para quienes por intereses espúreos y de clase minimizan no sólo lo que está pasando sino la profundidad y consecuencias de la crisis y su duración, para seguir haciendo y justificando sus políticas y no afrontar un cambio radical de rumbo y un plan de medidas revolucionarias que cambien el escenario.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad