Encuesta Euskobarómetro:

Mayorí­a absoluta de los no nacionalistas

El Euskobarómetro da a los partidos no nacionalistas (PSE-EE, PP e IU/EB) el 52% de los votos, serí­a la primera vez que este bloque, incluso sin contar con IU, obtendrí­a la mayorí­a absoluta

0
0 votos
05-01-2009
Publicidad
El informe de la Universidad del Paí­s Vasco sobre estimaciones electorales da a los partidos no nacionalistas (PSE-EE, PP e IU/EB) el 52% de los votos, serí­a la primera vez en la historia de las Elecciones Autonómicas que este bloque, incluso sin contar con IU, obtendrí­a la mayorí­a absoluta en el Parlamento vasco. El informe de la Universidad del Paí­s Vasco sobre estimaciones electorales da a los partidos no nacionalistas (PSE-EE, PP e IU/EB) el 52% de los votos, serí­a la primera vez en la historia de las Elecciones Autonómicas que este bloque, incluso sin contar con IU, obtendrí­a la mayorí­a absoluta en el Parlamento vasco.
 En las pasadas elecciones generales sólo el 34% de los vascos votaron opciones nacionalistas, sin embargo la tendencia del electorado, hasta la fecha, ha sido la de invertir el voto cuando las elecciones son autonómicas. De confirmarse las previsiones del Euskobarómetro, se rompería por primera vez esta tendencia, tan cultivada por la propaganda del régimen nacionalista, a considerar que los asuntos locales sólo pueden ser gestionados por “los de casa”.
De hecho, el informe apunta que una mayoría del electorado (47%) demanda un cambio de lehendakari y en las conclusiones del informe se resalta: “Para la actual coalición tripartita de gobierno resultaría muy improbable la posibilidad de obtener la mayoría necesaria para formar gobierno e Ibarretxe muy difícil la obtención de la investidura”. Tras señalar que el PSE-EE sería el vencedor en número de escaños añade: “La alternancia es muy probable, aunque no se haya hecho visible todavía en la población, con posibilidades claras para el PSE-EE de formar gobierno.”
El informe da a todas las fuerzas que participan en el tripartito un retroceso electoral. Así, el PNV, aunque seguiría siendo el partido más votado no alcanzaría los 400.000 votos y perdería su primera posición parlamentaria; por su parte EA con un escaso 4% obtendría los peores resultados de su historia, IU/EB descendería en votos aunque mantendría sus 3 parlamentarios y Aralar con un 3% también mantendría su diputado. Respecto a las ilegalizadas marcas electorales de Batasuna, el informe da una intención directa de voto del 7% con unos 100.000 electores pero, según afirma, “todo apunta, a que se quedaría fuera del Parlamento y promovería, de nuevo, la abstención”.
El PP por su parte, mantendría la tercera posición en todas las provincias con 13 ó 15 escaños y un 16 % de los votos válidos. Y UPD, con alrededor del 2 % de los votos válidos, se quedaría sin poder entrar en el Parlamento Vasco. Aunque este último dato no resulta especialmente significativo, dado que es la primera vez que el partido de Rosa Díez concurre a estas elecciones y que el miedo a hablar de política se sigue manifestando en una gran parte de los electores no nacionalistas.
El informe estima una participación media, sin la concurrencia de ninguna candidatura batasuna y supuesta su abstención, en torno al 70 % y afirma que sólo un 21% de los electores no tienen decidido el voto.
Las condiciones para la alternancia están dadas, lo que hace falta es voluntad política para constituir un bloque unitario, que tome como principal tarea la de desmantelar el régimen que los sectores más reaccionarios del PNV han construido en estos años. El objetivo: eliminar el entramado de clientelismos que, utilizando el terror de ETA, mantiene a los ciudadanos vascos que no comulgan con el credo oficial, amenazados y sin libertad. Frente unitario en el que deberían participar, junto con los partidos no nacionalistas, los sectores del nacionalismo democrático contrarios a la línea etnicista que representa Ibarretxe.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad