Televisión

El Himno trae cola

En una salomónica decisión, Televisión Española expedienta a cinco trabajadores que tan sólo cumplí­an órdenes al no emitir el Himno en la final de la Copa del Rey.

0
0 votos
28-05-2009
Publicidad
No deberí­an contar los directivos de la televisión pública con el revuelo que se iba a armar por su "censura" en la retransmisión de la final de la Copa del Rey, al no emitir el Himno de España de forma premeditada, por miedo a la pitada. El caso es que se han visto obligados a montar una comisión de investigación que roza el esperpento, en el que los acusadores e interrogadores son los propios responsables de la controvertida decisión, y los sancionados los trabajadores que tuvieron que acatarla. No deberí­an contar los directivos de la televisión pública con el revuelo que se iba a armar por su "censura" en la retransmisión de la final de la Copa del Rey, al no emitir el Himno de España de forma premeditada, por miedo a la pitada. El caso es que se han visto obligados a montar una comisión de investigación que roza el esperpento, en el que los acusadores e interrogadores son los propios responsables de la controvertida decisión, y los sancionados los trabajadores que tuvieron que acatarla.
Las consecuencias inmediatas del bochornoso acto de manipulación, se han saldado de momento con dos destituciones y cinco expedientes. El día siguiente al partido, y dada la repercusión que inmediatamente tuvo el hecho en toda la prensa nacional, se despedía al jefe de Deportes, Julián Reyes, para después hacer lo propio con el director de Contenidos Deportivos, Ricardo Castellanos. Pero la lista de “cabezas de turco” al parecer debía de ser más larga, y los dedos acusadores se han dirigido a los trabajadores que acataron la orden de sustituir la emisión del Himno por una conexión con los aficionados que aguardaban en Bilbao (que no esperaba ni el propio periodista allí destinado).
 
La dirección de TVE ha hecho responsables de los fallos a cinco de los editores y realizadores que participaron en la retransmisión, tanto desde Madrid como desde Valencia, como fruto de una comisión de investigación digna del peor imitador de Sherlock Holmes, que según los afectados, se convirtió en una “caza de brujas” en la que les “hacían preguntas cruzadas, para ver si entrábamos en contradicciones", explican.
 
Desde el momento del envío de los expedientes se ha puesto en marcha la movilización de los trabajadores, que se sienten ultrajados. Para manifestar su protesta, ayer se concentraron a las puertas del Congreso de los Diputados mientras el presidente de RTVE, Luis Fernández, cumplía con el papel en la comisión de control, afirmando que la no emisión del himno fue "un gravísimo error" provocado por "un fallo en la comunicación y en la asignación de funciones".
 
El Comité General Intercentros ha exigido la paralización de los expedientes. A la hora de repartir cargas, considera que el director de la cadena, Javier Pons, es "el primer" responsable". "Las órdenes las dan los jefes y los trabajadores sólo pueden cumplirlas y no por esto se les puede expedientar". Una afirmación que se sustenta en la propia evidencia. Con estos motivos el sindicato CCOO anuncia una huelga para el día 8 de Junio si los expedientes a los trabajadores no son retirados en este periodo.
 
Televisión Española “coqueteó” con la censura más negra, por mucho que se empeñen en calificarlo ahora de “error” humano, pero parece ser que la falta de democracia en sus decisiones no tiene límite, y ahora van a tener la desfachatez de hacernos creer que los culpables son los realizadores y editores que reciben órdenes constantes desde sus puestos de control.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad