La Seda para máquinas por la crisis

La reducción de la actividad productiva es el argumento utilizado por La Seda para parar las máquinas en las plantas de Barcelona y Cadiz

0
0 votos
28-05-2009
Publicidad
Según La Seda, la empresa mantiene paradas las instalaciones de plástico PET para embalaje de El Prat de Llobregat (Barcelona) desde hace tres semanas y de San Roque (Cádiz). Este último centro se encuentra inactivo desde septiembre pasado debido a la caí­da de la demanda y al aumento de las importaciones. Según La Seda, la empresa mantiene paradas las instalaciones de plástico PET para embalaje de El Prat de Llobregat (Barcelona) desde hace tres semanas y de San Roque (Cádiz). Este último centro se encuentra inactivo desde septiembre pasado debido a la caí­da de la demanda y al aumento de las importaciones.

La empresa notificó ayer a la CNMV,  que las factorías de PET ubicadas en Wilton (Reino Unido), San Giorgio (Italia), Volos (Grecia) y Turquía trabajan a buen ritmo, además de la de glicol (materia prima para la producción del PET) de IQA instalada en la petroquímica de Tarragona.
La compañía también especificó en la nota que todas las plantas de preformas y envases de Artenius Pet Packaging Europpe (Appe) "están funcionando con plena capacidad anual de 14 billones de unidades". 

La parada de las instalaciones es por la falta de financiación, lo que impide la adquisición de materia prima para la fabricación del polímero PET. la empresa lleva varias semanas negociando con la banca la refinanciación de una deuda de 600 millones.

El responsable de CCOO en la empresa, Jesús Rivera, ha confirmado a Efe que ésta es la tercera semana que la fábrica de El Prat está parada, pero lo ha achacado más a motivos técnicos de producción que a cuestiones financieras.

Rivera ha señalado que estas paradas son habituales por motivos técnicos, pero que la duración está resultando excepcional. De hecho, a principios de año La Seda efectuó una parada técnica de quince días, aunque el plazo previsto era de cuatro.

El próximo viernes día 29 los sindicatos y la dirección de la empresa tienen previsto reunirse para evaluar esta situación y adoptar un posible ajuste de la producción, que actualmente se sitúa en torno al 70% y que no implicaría un ajuste de la plantilla de 250 trabajadores de la fábrica de El Prat.

La Seda inició a finales del año pasado un plan de racionalización de fábricas y unificación de las tecnologías de producción bajo la marca Artenius. La empresa también terminó el proceso de adquisiciones iniciado en 2006, descartando hace meses una integración con el grupo asiático Indorama.

Parece que la empresa aprovecha todas las circunstancias para reducir costes dentro de un entorno económico  adverso
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad