Música

¡Esa es Dolores!

Dolores O´Riordan es una de esas artistas que no sabe sobre sí­ misma y sobre lo que hace, simplemente lo hace. "De eso se encargan otras personas"

0
0 votos
27-05-2009
Publicidad
Con cinco años cantaba en el coro de la iglesia. Tocaba el órgano y cantaba canciones tradicionales e himnos eclesiásticos… el germen de una pasión que ha acabado en lúgubre emoción. Enamorada de la música sacra acabó cruzando el cielo en una escoba y bailando con un zombie. Dolores O´Riordan presenta su nuevo álbum, "No Baggage" - sin equipaje -, y una revitalizada energí­a musical. Una de las voces femeninas de los finales de la década de los 90, que nadie errarí­a al identificar. ¡Esa es Dolores! Con cinco años cantaba en el coro de la iglesia. Tocaba el órgano y cantaba canciones tradicionales e himnos eclesiásticos… el germen de una pasión que ha acabado en lúgubre emoción. Enamorada de la música sacra acabó cruzando el cielo en una escoba y bailando con un zombie. Dolores O´Riordan presenta su nuevo álbum, "No Baggage" - sin equipaje -, y una revitalizada energí­a musical. Una de las voces femeninas de los finales de la década de los 90, que nadie errarí­a al identificar. ¡Esa es Dolores!
En el 2001, con el disco “Wake up and smell the coffee”, The Cranberries irrumpen sorprendiendo con “Zombie” y un sonido lo suficientemente particular como para reclamar la atención en un mar de “sonidos parecidos”.

Gracias a su educación sacra en el coro de la iglesia, Dolores incorpora los sonidos melismáticos – técnica de cambiar la altura de una nota musical mientras es cantada, sustituyendo notas largas por una sucesión de notas breves, o cantando varias notas sobre una misma sílaba – a un pop irlandés tocado por el sonido celta y por la inevitable sombra de Sidney O´Connor.

The Cranberries rompieron por puro aburrimiento, aunque no se sabe exactamente de quien; Dolores afirma que "estar con The Cranberries se había convertido en un compromiso. Necesitaba retarme a mí misma y experimentar algo más, con diferentes personas, con otros músicos".

Frente a su primer trabajo en solitario “Are you listening?”, más sombrío, intimista y retrotraído, “No Baggage” es un álbum cambiante y muy dinámico: temas como “The journey”, “Skeleton”, “Throw your arms around me”…  parecen romper con el techo autoimpuesto por Dolores a la creatividad interpretativa que tantas veces ha manifestado con su anterior banda. Todo y pese a que ella sostiene que con The Cranberries siempre hubo un freno. Hay que escucharla más en solitario, o al menos mejor lo último para juzgarlo.

Pero el cambio es hasta físico. En los últimos tiempos se había oscurecido el pelo, y con el inicio de su carrera en solitario lucía una larga melena, negro azabache. Ahora ha vuelto al pelo corto, rubio oxigenado de su primera época. Aunque con un brillo diferente; no hablamos de peluquería, ¿verdad?

Dolores es una de esas artistas que no sabe sobre sí misma y sobre lo que hace, simplemente lo hace. “De eso se encargan otras personas” – refiriéndose a las valoraciones, las comparaciones musicales, la elección de los singles… -. Un día levantó la voz para cantar un “Ángelus” y nos bendijo a todos… una dulzura.
 
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad