La integración de Venezuela en Mercosur

Brasil y Venezuela apuestan por la integración regional

, Chávez destacó que el documento aprobado reconoce las asimetrí­as entre la economí­a brasileña y la venezolana, y que muestra el respeto de Brasil por el proceso de desarrollo de su paí­s.

0
0 votos
27-05-2009
Publicidad
Brasil y Venezuela profundizaron ayer su integración económica mediante acuerdos para liberalizar el comercio entre ambos paí­ses y así­ lograr la incorporación plena de Venezuela al Mercosur. Según el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ya no existen trabas para negarle al paí­s caribeño el ingreso al bloque regional. "Hace diez años que Chávez espera la adhesión al Mercosur. Espero que el Senado de mi paí­s apruebe su ingreso antes de mi próxima reunión con Hugo en Caracas, para que lo podamos conmemorar", señaló Lula.
 El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, arribó este martes a Brasil, para reunirse con su homólogo Luiz Inácio Lula Da Silva, en donde examinará temas bilaterales con énfasis en la cooperación industrial, agrí­cola, habitacional, entre otros aspectos que fortalezcan la integración de ambas naciones.(EFE)
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, arribó este martes a Brasil, para reunirse con su homólogo Luiz Inácio Lula Da Silva, en donde examinará temas bilaterales con énfasis en la cooperación industrial, agrí­cola, habitacional, entre otros aspectos que fortalezcan la integración de ambas naciones.(EFE)
Brasil y Venezuela profundizaron ayer su integración económica mediante acuerdos para liberalizar el comercio entre ambos paí­ses y así­ lograr la incorporación plena de Venezuela al Mercosur. Según el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, ya no existen trabas para negarle al paí­s caribeño el ingreso al bloque regional. "Hace diez años que Chávez espera la adhesión al Mercosur. Espero que el Senado de mi paí­s apruebe su ingreso antes de mi próxima reunión con Hugo en Caracas, para que lo podamos conmemorar", señaló Lula.
El ingreso de Caracas al bloque regional aún no pudo concretarse ya que no logró el visto bueno ni de los senadores brasileños ni de los paraguayos. Ayer, reunidos en la ciudad brasileña de Salvador en el marco de sus reuniones trimestrales, Hugo Chávez y Lula da Silva buscaron remover los escollos existentes. En ese marco, ambos mandatarios acordaron un cronograma de liberalización del comercio bilateral que incluye un calendario de desgravación arancelaria entre las exportaciones de ambos paí­ses, con sectores productivos identificados y metas a ser cumplidas, lo que también deberá ser acordado por Caracas con Buenos Aires, Montevideo y Asunción.

Según el presidente brasileño, la falta de ese acuerdo era uno de los motivos que frenaba la aprobación en el Congreso de su paí­s del protocolo de adhesión de Venezuela al Mercosur, firmado en 2006. "Uno de los mayores cuestionamientos era que Venezuela no habí­a acordado un cronograma de desgravación comercial. Ahora tenemos un problema menos a resolver", aseguró Lula.

Por su parte, Chávez destacó que el documento aprobado reconoce las asimetrí­as entre la economí­a brasileña y la venezolana, y que muestra el respeto de Brasil por el proceso de desarrollo de su paí­s. "Brasil no ve a Venezuela como un mercado para ser inundado por productos de todo tipo", explicó el gobernante venezolano.

Asimismo, ambos jefes de Estado manifestaron su deseo de avanzar lo máximo posible en la integración regional antes de que concluya el mandato de Lula, que deberá entregar el cargo el 1º de enero de 2011. "Nos quedan unas cinco reuniones trimestrales. Tenemos que apurar el paso", anotó Chávez.

Lula, a su turno, coincidió, resaltando a su vez el contexto de la crisis mundial. "El momento exige que andemos más rápido ya que estamos frente a una crisis de la que no tenemos la culpa", aseguró el mandatario, quien agregó que antes de entregar su mandato desea participar en la inauguración de obras de los proyectos ya acordados, algunos de ellos firmados ayer en Salvador.

Entre las iniciativas acordadas ayer, se destacan la rúbrica de 12 acuerdos, memorandos de entendimiento y cartas de intención entre las dos naciones en áreas como el desarrollo industrial, la construcción de viviendas y la prestación de servicios bancarios a la población de bajos ingresos.
Sin embargo, no todo marchó sobre ruedas entre ambos lí­deres. Pese al ambiente de optimismo, tanto Lula como Chávez reconocieron su frustración por la falta de un acuerdo en las negociaciones entre las petroleras Pdvsa y Petrobras para avanzar en un proyecto de construcción conjunta de una refinerí­a en el estado brasileño de Pernambuco. Para tratar de solucionar el diferendo, las dos empresas se fijaron un nuevo plazo de 90 dí­as para definir la participación de Petrobras en los consorcios que explotan la Franja del Orinoco en Venezuela, uno de los mayores puntos de disputa.

Pero a pesar de la falta de acuerdo en el tema petrolero, ambos mandatarios coincidieron en celebrar el momento que atraviesa la relación bilateral. "Estoy feliz porque estas cosas van permitiendo que se rompan barreras, y se venzan preconceptos, haciendo avanzar las cosas en América del Sur, cuando hasta hace poco lo único destacado era la desconfianza de unos en otros", expresó el brasileño.

Chávez, por su parte, colmó de elogios a su colega. "Lula, tú representas ese nuevo Brasil hermano, solidario, que hemos aprendido a querer profundamente los venezolanos, no aquel viejo Brasil que fue utilizado en contra de los pueblos de este continente", precisó el lí­der bolivariano.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad