ENTREVISTA CON JOSEP Mª FLOTATS

"EL ENCUENTRO DE DESCARTES CON PASCAL JOVEN"

"La genialidad de Brisville es que plantea contradicciones al máximo nivel pero no es necesario ser un espectador especializado para seguirlo y tomar posición"

0
0 votos
05-01-2009
Publicidad
 (Efe)
(Efe)

Has confesado tu pasión en cada uno de tus montajes. ¿Por qué has elegido el texto de Brisville?
 
Es un texto apabullante por su contenido y escritura .Conocía el texto de Brisville desde que lo escribió, hace 36 años.  Entonces no tenía la edad para hacer de Descartes y preferí esperar. Tengo la gran suerte de ser amigo de Jean Claude Brisville. Me entusiasma su estilo de escritura, y su contenido. El texto parte del mismo método de La Cena, también escrita por él. Partir de un hecho real, y a partir de él inventar el dialogo. Así como en La Cena Tayllerand y Fouchè se encontraban  ahora Descartes al final de su vida se encuentra con el joven Pascal. Ambos tienen gran curiosidad por conocerse, por tratarse pero al mismo tiempo es un enfrentamiento, mejor dicho la oposición entre de dos conceptos de la vida, de dos morales y filosofías contrarias. Es apasionante como nosotros, colocados como espectadores, en un momento nos colocamos del lado de un personaje y en otro momento nos colocamos del lado contrario, muestra nuestra dualidad, pluralidad o si prefieres nuestras enormes contradicciones
 
Descartes vs el heterodoxo Pascal. ¿Qué representa cada uno de estos personajes enfrentados?
 
En el momento en que esta ambientada la obra toda los trabajos de Descartes estaban publicados.  Es conocido y reconocido, es un representante del racionalismo, cuando la religión dominaba la sociedad. Pascal es un joven genio de 24 años que ha inventado ya su famosa máquina de calcular, el tatarabuelo de lo que hoy llamamos los ordenadores.; ha experimentado ya con el vacío y  al mismo tiempo pasa por una crisis existencial por su fe en plena oposición con la ortodoxia eclesiástica. Pascal es miembro del movimiento jansenista, dentro del catolicismo, crítico con Roma y el poder, y naturalmente es políticamente incorrecto, de la misma manera que es muy incorrecto la posición de Descartes por su voluntad de separar ciencia de religión. Ambos son dos personajes molestos, políticamente incorrectos aunque luego tengan dos conceptos opuestos de la vida. Es apasionante ser testigo del debate, del intercambio de posiciones y concepciones. Se plantean contradicciones al más alto nivel pero sin que el espectador tenga que tener necesariamente ciertos conocimientos. Esa es la gran calidad de Brisville. Cualquier espectador puede seguir la obra, no es necesario especialistas pero al mismo tiempo el mundo especialista encuentra un gran placer en el debate
 
Interpretar a un personaje como Descartes es un reto. ¿Háblanos de  tu personaje?
 
           
Siempre es un reto interpretar personajes históricos. Cada espectador tiene ya una idea anterior del personaje. En este caso ha sido muy sencillo, basta con estudiar el texto de Brisville, analizarlo e interpretarlo. El trabajo de Brisville no es un trabajo de intelectual a partir de un universo abstracto, lo que tiene de genialidad el autor es que sus personajes son de carne y hueso, el texto está trabajado a partir de la correspondencia, de la enorme cantidad de cartas dirigidas a su familia, amistades u otras personalidades. En las cartas encuentras sus angustias, miedos…Como actor es más fácil acercarse a un Descartes así
 
Las contradicciones de un siglo vistas a través de sus protagonistas: Fouchè, Stalin, Descartes… ¿Por qué te gusta trabajar con personajes históricos?
 
Es casualidad. Yo me dejo llevar por textos que me apasionan, la novela sobre Stalin “Una ejecución ordinaria” me apasionó y me lancé con la adaptación teatral. Encuentro el contenido, los personajes de Brisville interesantísimos, enriquecedor y al mismo tiempo es  memoria histórica. No olvidemos que Descartes y Pascal son los dos cerebros más brillantes de su época pero hoy en día el racionalismo sigue siendo importante en nuestro pensamiento.
 
Has comentado en ocasiones que este texto tiene música, que es una sinfonía ¿a qué te referías?
 
Los grandes textos son partituras .Me interesan los grandes textos por el fondo y por la forma. La traducción,  tanto la versión de Mauro Armiño, un verdadero maestro, como el texto de Brisville tienen música. ¿Qué quiero decir? Es un dialogo a dos, en lo que se dicen y como se dicen es importantísimo los ritmos, los tempos, los acentos que dan un sentido u otro. Es este sentido cuando hablo de música, de partitura.
 
Adelántanos algo sobre la puesta en escena
 
Es voluntariamente austera, primero por la escena que ocurre en un convento de París y sobretodo porque en primer plano está el verbo.
 
Tú combinas y alternas distintas facetas, actor, director y también productor. Se están estrenando muchas obras  desde títulos clásicos a modernos. Parece que el teatro está viviendo un momento dulce pero ¿cuales son los problemas estructurales que tiene la escena española?
 
Contestarse sería casi escribir una tesis, son muchos. Hay problemas en el teatro público y en el privado, quizá hay cierto teatro público, que no presta demasiada atención al rigor y calidad porque no tiene que hacer taquilla, y quizás el teatro privado se queja de cosas que yo no comparto, pero prefiero reservarme.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad