Música

Jeff y Tim "Mito" Buckley

Un músico independiente, castigado por el recuerdo de un padre mí­tico que nunca conoció, y que se pasó tres años de gira ininterrumpida para mantenerse independiente

0
0 votos
26-05-2009
Publicidad
El 29 de marzo de 1999, Jeff Buckley se encontraba en Memphis para la grabación de su segundo trabajo, "My Sweetheart The Drunk". A la orilla del rí­o Wolf, Jeff desapareció sumergiéndose vestido en el agua. Un amigo estaba con él, se despistó; no se ha podido establecer con certeza si se suicidó o fue un accidente. Su cuerpo fue encontrado cinco dí­as después al final de Beale Street. Su padre, Tim Buckley, murió de una sobredosis cuando era dos años más joven que él. Ambos se han convertido en leyendas de la música y mitos del folk experimental norteamericano. El 29 de marzo de 1999, Jeff Buckley se encontraba en Memphis para la grabación de su segundo trabajo, "My Sweetheart The Drunk". A la orilla del rí­o Wolf, Jeff desapareció sumergiéndose vestido en el agua. Un amigo estaba con él, se despistó; no se ha podido establecer con certeza si se suicidó o fue un accidente. Su cuerpo fue encontrado cinco dí­as después al final de Beale Street. Su padre, Tim Buckley, murió de una sobredosis cuando era dos años más joven que él. Ambos se han convertido en leyendas de la música y mitos del folk experimental norteamericano.
Jeff empezó tocando con varias bandas sin mayor éxito, hasta su paso por “Gods and Monsters”, el grupo del guitarrista experimental Gary Lucas. En el 94 publicó “Grace”, su primer disco. En seguida llegaron las buenas críticas y las alabanzas incluso de viejas glorias consagradas, como Jimmy Page, Robert Plant, Bob Dylan, THom Yorke, Neil Peart o Paul McCartnet.

Jeff es sobretodo conocido por su versión del Hallelujah de Leonard Cohen, una auténtica lanza espiritual que remueve el cuerpo entero… totalmente estremecedora. Una de sus características más señaladas como artistas fue su voz, de al menos cuatro octavas y media.

Un músico independiente, castigado por el recuerdo de un padre mítico que nunca conoció, y que se pasó casi tres años de gira ininterrumpida como única vía de escape a las presiones discográficas que se negaba a tolerar. En el 96 durante la gira “phantom solo tour” llegó a utilizar hasta seis pseudónimos diferentes para poder tocar en cafés y pequeños locales:  Father Demo, Topless America, Smackcrobiotic, The Halfspeeds, Crackrobats, y Martha and the Nicotines.

La influencia callada de Jeff ha sido enorme en el folk norteamericano. Al igual que lo fue la de su padre, un audaz científico del folk experimental.

Timothy Charles Buckley, murió en 1975, dejando piezas de coleccionista con influencias de jazz, psicodelia, funk y soul. La voz de Buckley padre no hace sino confirmar de dónde heredó Jeff sus extraordinarias facultades vocales. Su talento quedó patente en álbumes como Goodbye and Hello – 1967 -, la polémica y genial Lorca - 1970 - y su disco de mayor éxito, Starsailor – 1970 -.

“Grace”, el único álbum de Jeff, tan solo llegó al número 149 de las listas en EEUU, pero desde su muerte ha vendido dos millones de ventas al año.

Tras su muerte las especulaciones han sido muchas, pero unánime el reconocimiento a un sonido prodigioso, y una forma de entender el folk adelantada a su tiempo y embrujadora en su interpretación.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad