20 años de de participación española en misiones militares en el extranjero

Misiones ¿españolas? en el exterior

¿Son "misiones españolas"... o realizan más bien una labor de apagafuegos de los conflictos provocados por las grandes potencias, cuando no de colaboración con sus proyectos?

0
0 votos
05-01-2009
Publicidad
El ministerio de Defensa ha lanzado con bombo y platillo una campaña para celebrar los 20 años de la participación del ejército español en misiones militares internacionales. Desde 1989, hasta 100.000 soldados han participado en 52 misiones en cuatro continentes. Y 144 militares españoles han perdido la vida en ellas. Zapatero, que ha elevado considerablemente el número de tropas en el extranjero, repite que la participación en misiones internacionales "eleva el papel internacional de España" y es "el mejor medio para preservar la paz". ¿Pero son realmente misiones "de paz"... o participamos en guerras en el exterior? Y, sobre todo, ¿son "misiones españolas", es decir están motivadas por los intereses españoles... o realizan más bien una labor de apagafuegos de los conflictos provocados por las grandes potencias, cuando no de colaboración con sus proyectos? El ministerio de Defensa ha lanzado con bombo y platillo una campaña para celebrar los 20 años de la participación del ejército español en misiones militares internacionales. Desde 1989, hasta 100.000 soldados han participado en 52 misiones en cuatro continentes. Y 144 militares españoles han perdido la vida en ellas. Zapatero, que ha elevado considerablemente el número de tropas en el extranjero, repite que la participación en misiones internacionales "eleva el papel internacional de España" y es "el mejor medio para preservar la paz". ¿Pero son realmente misiones "de paz"... o participamos en guerras en el exterior? Y, sobre todo, ¿son "misiones españolas", es decir están motivadas por los intereses españoles... o realizan más bien una labor de apagafuegos de los conflictos provocados por las grandes potencias, cuando no de colaboración con sus proyectos?
 El pasado 11 de diciembre, el Gobierno de Zapatero anuló el límite de 3.000 soldados impuesto a las operaciones militares en otros países. Desde la entrada en 2009, ese límite sólo estará marcado por la capacidad de despliegue del ejército, que asciende a 7.700 soldados, por lo que es posible duplicar los 3.600 soldados en el exterior alcanzados durante los gobiernos de Aznar.
El primer resultado práctico de esta decisión son los reiterados signos que anuncian un sustancial incremento de las tropas españolas destinadas en Afganistán, cumpliendo así las exigencias del secretario de Defensa norteamericano.
¿Pero qué hace el ejército español en esas misiones militares internacionales? ¿A qué intereses sirve?
Los soldados españoles en Afganistán -87 de ellos han muerto en el país asiático- han participado en las sucesivas ofensivas de la OTAN, responsables de permanentes masacres contra la población civil. El control sobre Afganistán es vital para la defensa de la hegemonía norteamericana en Eurasia, por eso la atención de Obama se va a concentrar allí. ¿Qué tiene esto que ver con “la defensa de la paz y la legalidad”, razones esgrimidas por Zapatero para justificar la permanencia de los soldados españoles en Afganistán?
Tropas españolas permanecen en Líbano, en una operación provocada por la sanguinaria invasión israelí, cuyo objetivo era fortalecer el dominio norteamericano en el Próximo Oriente.
La presencia de soldados españoles en operaciones en la ex Yugoslavia, como Kosovo, es en los hechos el respaldo a un proceso de disgregación que los nacionalismos étnicos españoles cogen como modelo para debilitar la unidad.
Todos desaprobaremos los golpes de Estado o el saqueo de las riquezas naturales del Tercer Mundo a cargo de las grandes potencias. Pero soldados de nuestro país han participado en misiones en Haití –que legalizaba el golpe ejecutado conjuntamente por Washington y París- o en Chad y Congo –bajo la dirección de un general francés, potencia que ha sostenido una sanguinaria guerra para esquilmar las inmensas riquezas del país-.
Este -el servicio a proyectos e intereses imperiales- es el auténtico objetivo de esas misiones militares donde, por decisión del gobierno de Zapatero, se va a duplicar la presencia de soldados españoles.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad