La Trama golpista en Bolivia

Los principales involucrados huyeron de paí­s

De acuerdo con el fiscal, con esos actos violentos está además relacionado el ex presidente del comité cí­vico, el acaudalado empresario Branko Marinkovic.

0
0 votos
26-05-2009
Publicidad
César Navarro, presidente de la comisión de la Cámara de Diputados que investiga el caso de terrorismo en Bolivia, denunció este lunes que los principales involucrados en estos actos contra el mandatario Evo Morales, huyeron del paí­s. Entre los fugitivos se encuentra Luis Hurtado Vaca, consejero del prefecto de Santa Cruz (este) Rubén Costas, y presunto responsable de los recursos económicos del grupo terrorista, desarticulado en abril pasado en esa localidad, de acuerdo con el funcionario. César Navarro, presidente de la comisión de la Cámara de Diputados que investiga el caso de terrorismo en Bolivia, denunció este lunes que los principales involucrados en estos actos contra el mandatario Evo Morales, huyeron del paí­s. Entre los fugitivos se encuentra Luis Hurtado Vaca, consejero del prefecto de Santa Cruz (este) Rubén Costas, y presunto responsable de los recursos económicos del grupo terrorista, desarticulado en abril pasado en esa localidad, de acuerdo con el funcionario.
También se confirmó la fuga de otros involucrados que responden a los nombres de Hugo Antonio Achá, Alejandro Melgar y Lorgio Balcázar. Entre tanto, el fiscal al frente del proceso, Marcelo Sosa, anunció que en el transcurso de esta semana entregará las citaciones a las 26 personas incluidas en la lista de sospechosos.

El grupo armado, liderado por el boliviano croata Eduardo Rozsa Flores- muerto en el operativo junto a otros dos colaboradores- pretendí­a desestabilizar y dividir a la nación andina, según otros testigos. Los planes también indicaban el asesinato del jefe de Estado, Evo Morales, y de todos los integrantes de su gabinete, durante una reunión en el Lago Titicaca, el 3 de abril pasado.

De acuerdo con el fiscal, con esos actos violentos está además relacionado el ex presidente del comité cí­vico, el acaudalado empresario Branko Marinkovic. Los ciudadanos bolivianos integrantes de la banda, podrí­an ser juzgados por traición a la Patria, precisó.

Además de Rózsa, en el operativo a mediados de abril contra la red perdieron la vida Magyarosi Arpád (húngaro-croata) Michael Martin Dwyer (irlandés). También fueron detenidos Mario Francisco Tadic Astorga (boliviano con pasaporte croata) y El탶d Tóásó (húngaro), quienes están en prisión preventiva en La Paz.

Dí­as más tarde apresaron a Juan Carlos Gueder y el paraguayo Alcides Mendoza, ambos miembros de la Unión Juvenil Cruceñista, brazo de choque de la oposición en esa oriental región.

Ese lugar, conocido como la Media Luna, es el epicentro de un permanente ejercicio de golpes y acciones violentas de la ultraderecha boliviana contra el Gobierno, pero allí­ también subsisten ex militares, ex policí­as, paramilitares y empresarios ligados a las dictaduras de Argentina, Chile, Paraguay y Brasil, que conviven con nazis alemanes y croatas.

La oligarquí­a separatista cruceña está conformada por un pequeño núcleo de familias ligadas al poder terrateniente, la industria láctea, cervecera, petrolera y los medios de comunicación.

Cada vez que se va rascado más en la superficie de todo este entramado multinacional, de paramilitares y mercenarios, ligados al entramado opositor tanto en Bolivia como en Venezuela y sus conexiones con el Plan Colombia y la DEA. Empieza a tomar color una especie de nuevo "Operacion Cóndor", viejas recetas, pero esta vez desde la oposición a los gobiernos del frente antihegemonista en Latinoamérica. Una especie de gran acuerdo de todas las oligarquí­as que han perdido sus privilegios, auspiciadas por el imperialismo.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad