Opinión

Fala-cias

Libertad lingüí­stica en Galicia. Nos escribe Sergio Saavedra, lector de De Verdad digital

0
0 votos
27-05-2009
Publicidad
Sólo se me ocurre una manera lí­cita de defender una lengua. Hablándola y escribiéndola. No se puede hacer nada más efectivo que eso, y nadie puede hacer, además, nada más que eso.En todo caso un poco de pedagogí­a, un poco de proselitismo más o menos entusiasta. Pero todo lo demás, pretender que tu interlocutor te responda en tu lengua y no en la de él, regular un porcentaje mí­nimo de materias en la enseñanza que deban ser impartidas en un idioma determinado, restringir el ámbito de uso de un idioma en la administración para favorecer el uso de otro "más débil", es sencillamente una IMPOSICIÓN. Sólo se me ocurre una manera lí­cita de defender una lengua. Hablándola y escribiéndola. No se puede hacer nada más efectivo que eso, y nadie puede hacer, además, nada más que eso.En todo caso un poco de pedagogí­a, un poco de proselitismo más o menos entusiasta. Pero todo lo demás, pretender que tu interlocutor te responda en tu lengua y no en la de él, regular un porcentaje mí­nimo de materias en la enseñanza que deban ser impartidas en un idioma determinado, restringir el ámbito de uso de un idioma en la administración para favorecer el uso de otro "más débil", es sencillamente una IMPOSICIÓN.
    Puede parecer una imposición, razonable, justa, apropiada. Puede resultar incluso simpática si eres un niño y te la aderezan con monigotes y globos de colores, pero es una IMPOSICIÓN simple y desnuda. Algo que tienesque hacer y punto. Imponer: poner a alguien una carga u obligación. Así reza en eldiccionario de la RAE, y supongo que en la RAG rezará de una manera similar.Es claro que todos debemos soportar imposiciones a lo largo de nuestras vidas pero¿ para que imponernos una tan innecesaria los unos a los otros?.
    Yasé, porque sino lo hacemos así la lengua minoritaria se moriría y no nos gusta ir de entierro. Pues bien, aunque no creo que eso vaya a ocurrir, si se tiene que morir que se muera. Antes la palmó el latín (quién lo iba a decir en tiempos de Cesar, y sobre tan honorable cadáver brotaron otras lenguas, entre ellas el propio gallego) y probablemente en el futuro mis descendientes hablen en Inglés, o en Chino, o directamente no hablen nada para no tener que justificarse.
    En la Galicia que algunos pretenden los gallegos propios hablan gallego y los impropios lenguas foráneas. En la América de los años 50 los americanos propios eran descendientes de europeos blancos y consideraban normal, justificado, imponer su hegemonía natural a los impropios. Era una sociedad racista, pero la lucha por los derechos civiles en cambio, no era una lucha basada en conceptos raciales, sino una defensa de la dignidad e igualdad del individuo fuera blanco o negro.
   Hoy y aquí la lucha por los derechos civiles sinembargo no defiende los derechos del ciudadano, sino el de las lenguas. Curiosa perversión. Perversión, además de legal, moral: O galego que non fala na lingua da sua terra non sabe o que ten de seunin e merecente de ela. Yo , Javier saavedra, no hablo español por culpa de Carlos III, ni tansiquiera de Juan Carlos I, yo lo hablo y lo escribo porque quiero, y porque lo elijo cada día. Y no creo que haya nadie en Galicia que no pueda hablar o escribiren gallego si así lo desea. Por eso no puedo entender que se diga que esnecesario defender el gallego.
    ¿Defenderlo de qué o de quién?,¿del español entendido como un ente abstracto, un virus quizá?,¿de los gallegos que hablamos en español?. Seamos claros y digamos exactamente de qué o de quién hay que defender el gallego. No voy a analizar el cada vez más sonado lema de “ en galiza so em galego” porque es una estupidez tan grande que no merece la pena. Se contestacon el no menos estúpido lema falangista de “España para los españoles”. Dios los da y ellos se juntan. Luego está el tema del uso, comprendo que mucha gente no puede encontrar libros o películas en gallego y esto es algo que merece ser mejorado.
    Si yo puedo ellos deben poder. Ahora bien, no perdamos de vista que cuando alguien decide hablar una lengua que es minoritaria en el conjunto del estado debe asumir los beneficios y también los inconvenientes. Yo no puedo encontrar, ni lo pretendo, una edición traducida de A Nosa Terra, ni de las canciones de Lamatumbá. Ni, por el contrario, soy tan friki como para leer A Esmorga traducida al español. Nunca me gusto ser fanático de nada, y muchomenos de mí mismo. Hay también quien argumenta que las materias a estudiar en los colegios las establece el gobierno ( la Conselleria de Educación) y que no deben serimpartidas a la carta según las exigencias de los padres de los alumnos. Y eso es cierto, pero sólo para el contenido y nunca para el continente. Es decir, todos los alumnos deberían estudiar lo mismo pero cada uno en lalengua que elija. Excepto Inglés, Gallego y Lengua Española por motivos obvios.... (continuará)
Sergio Saavedra tiene un blog (abeneficiodeinventario.blogspot.com) donde podéis comentar sus artículos
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad