Ahmadinejad pide a EEUU y a las grandes potencias que se desarmen primero

Irán devuelve la pelota

"Se debe acabar con las armas nucleares, y si las grandes potencias comienzan primero, será mucho más fácil para el resto"

0
0 votos
26-05-2009
Publicidad
La batalla electoral se avecina en Irán, y el actual presidente, Mahmmud Ahmadinejad, insiste en no dar su brazo a torcer para Occidente. El mandatario ha insistido por enésima vez en que el programa nuclear iraní­ es de uso í­ntegramente civil, que su gobierno no negociará con nadie su interrupción, y que todas las cuestiones se resolverán en el marco de la Agencia de la ONU para la Energí­a Atómica (OIEA). Ahmadinejad ha recogido el guante norteamericano y ha declarado que si es reelegido, invitará a Obama a discutir en la ONU sobre "las raí­ces de los problemas en el mundo", y ha instado a las grandes potencias a que se desarmen ellas primero si están en contra de la proliferación nuclear.
 El presidente de la República Islámica ha devuelto el ofrecimiento de Obama, y ha declarado que en caso de ser reelegido, invitará al norteamericano a “debatir en la ONU las raí­ces de los problemas en el mundo”. “Es necesario que haya cambios fundamentales” , dijo Ahmadinejad.(EFE)
El presidente de la República Islámica ha devuelto el ofrecimiento de Obama, y ha declarado que en caso de ser reelegido, invitará al norteamericano a “debatir en la ONU las raí­ces de los problemas en el mundo”. “Es necesario que haya cambios fundamentales” , dijo Ahmadinejad.(EFE)
La batalla electoral se avecina en Irán, y el actual presidente, Mahmmud Ahmadinejad, insiste en no dar su brazo a torcer para Occidente. El mandatario ha insistido por enésima vez en que el programa nuclear iraní­ es de uso í­ntegramente civil, que su gobierno no negociará con nadie su interrupción, y que todas las cuestiones se resolverán en el marco de la Agencia de la ONU para la Energí­a Atómica (OIEA). Ahmadinejad ha recogido el guante norteamericano y ha declarado que si es reelegido, invitará a Obama a discutir en la ONU sobre "las raí­ces de los problemas en el mundo", y ha instado a las grandes potencias a que se desarmen ellas primero si están en contra de la proliferación nuclear.
Ahmadinejad no parece dispuesto a bajar su perfil de duro y correoso que tiene para Occidente, al menos no antes de los comicios de su país, donde se disputa la presidencia de Irán con el moderado Hossein Mousavi, mucho más proclive a negociar con las potencias mundiales. El mandatario insistió en que antes de las elecciones de junio no habrá movimientos diplomáticos ni acercamientos a EEUU, y que en todo caso, su país no negociará la interrupción del programa nuclear. Las cuestiones polémicas del programa nuclear iraní se tratarán en el marco de Naciones Unidas y de su Agencia, la OIEA, ha insistido Ahmadinejad.
 
El presidente de la República Islámica ha devuelto el ofrecimiento de Obama, y ha declarado que en caso de ser reelegido, invitará al norteamericano a “debatir en la ONU las raíces de los problemas en el mundo”. “Es necesario que haya cambios fundamentales” –dijo Ahmadinejad- “pero el mayor cambio debe ser en la forma en que las grandes potencias tratan de dirigir el mundo (…) la actual política exterior de Obama es errónea. Deben renunciar al expansionismo y al colonialismo. Ahora están cometiendo el mismo error en Pakistán. Deben abandonar sus torres de marfil y reconocer a los otros con respeto".
 
Respecto a las relaciones con Washington, el mandatario iraní aseguró que “las conversaciones se centrarán únicamente en el marco de la cooperación sobre cómo dirigir las cuestiones internacionales, nada más", afirmó. "El tema nuclear está finiquitado”, aseguró, “Vamos a proseguir con nuestro camino dentro del marco de la OIEA".
 
Pero además Ahmadinejad puso ayer el dedo en la llaga, y pidió a las potencias un “desarme nuclear global”. "Aquellos que crean que apilar armas nucleares les proporcionará más poder para influir en el mundo se equivocan”, afirmó, y negó de forma tajante cualquier vínculo o cooperación de Irán con el programa nuclear norcoreano. “Lo digo categóricamente: nos oponemos a la producción, proliferación y uso de las armas de destrucción masiva. Se debe acabar con las armas nucleares, y si las grandes potencias comienzan primero, será mucho más fácil para el resto", apostilló.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad