Deportes

Ochomil: amor por la encrucijada

¿Cómo puede quererse algo que te ha hecho pasar el peor momento de tu vida?

0
0 votos
25-05-2009
Publicidad
En una silla de ruedas llegó Edurne Pasaban a Madrid, después de superar la ascensión a su duodécimo ochomil: "uno de los peores momentos de su vida". Subir fue una cosa, pero la bajada se convirtió en una pesadilla. Uno de esos deportes de gesta heroica, unidad ante el abismo y superación inimaginable que, de vez en cuando, nos trae en presencia el empuje de valientes de las alturas como Edurne y sus compañeros. Si uno se lo propone, y no está solo… En una silla de ruedas llegó Edurne Pasaban a Madrid, después de superar la ascensión a su duodécimo ochomil: "uno de los peores momentos de su vida". Subir fue una cosa, pero la bajada se convirtió en una pesadilla. Uno de esos deportes de gesta heroica, unidad ante el abismo y superación inimaginable que, de vez en cuando, nos trae en presencia el empuje de valientes de las alturas como Edurne y sus compañeros. Si uno se lo propone, y no está solo…
A 7.500 metros de altitud, Edurne Pasaban decidió que allí se quedaba. Sus compañeros no la dejaron: “De eso nada”.

Todos hemos podido escuchar la voz de Edurne en la radio susurrando como expresión del máximo agotamiento, de haber agotado todas las reservas y voluntad hasta el final. Emocionante…

"Aunque suene falso, allí arriba una se agarra al cariño que te está dando todo el mundo. De verdad que se siente". Alex Chicón cargó con ella contra su voluntad, y eso la salvó. "Nos volcamos y ella puso mucho de su parte. Fue más valiente que yo […] Abandonamos las mochilas. Yo la decía, Edurne no te duermas, siente tu cuerpo. Cada paso que des, acuérdate de tu familia".

La alpinista vasca se ha propuesto ser la primera en coronar las catorce cumbres más altas del mundo. Por el camino ya se ha dejado la mitad de su alma y algún que otro dedo.

El próximo 2 de septiembre conoceremos el resultado de las nominaciones de los Premios Príncipe de Asturias. Edurne Pasaban estará, sino como premiada, acompañando a Gerlinde Kaltebrunner y Nieves Meroi con doce y once “ochomiles” respectivamente.

La victoria de Edurne está programada para la primavera del 2010, pasando a escribir una de las más espectaculares páginas de la historia escrita en letra de altura. Sólo 15 hombres han subido los 14 ochomiles. Según lo previsto, primero atacará el Shisha Pangma este otoño y, un año después, el Annapurna, en la primavera del 2010.

El Everest – 2001 -, Makalu – 2002 -, Cho Oyu – 2002 -, Lhotse – 2003 -, Gasherbrum II – 2003 -, Gasherbrum I – 2003 -, K2 – 2004 -, Nanga Parbat – 2005 -, Broad Peak – 2007 -, Dhaulagiri – 2008 -, Manaslu – 2008 -, y este último, el Kangchenjunga.

En la ascensión, por segunda vez fracasada del Dhaulagiri en el 2001, su compañero de expedición Pepe Garcés, perdió la vida al precipitarse al vacío. En el 2006, después de ocho cumbres, varias intentonas frustradas, un compañero perdido y una gesta de tamaña envergadura como norte, tuvo que detenerse durante año y medio.
 
Pocas aventuras reflejan la lucha del hombre contra la naturaleza, en una armonía imposible que se transforma en un combate entre la locura enamorada y el odio compartido. ¿Cómo puede quererse algo que te ha hecho pasar el peor momento de tu vida?
 
Es así, y es de admirar.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad