El dato del dí­a

¿Sabes que el gobierno Zapatero destina el equivalente al 22% del PIB

0
0 votos
25-05-2009
Publicidad

Las cuentas son sencillas, los números no engañan.
 
En otoño pasado, el gobierno Zapatero ponía a disposición de la banca española, para evitar su colapso por impagos, un total de 240.000 millones de euros, en forma de préstamos, garantías y avales. Una cantidad que es el equivalente a más del 22% del PIB anual español. Y que va a incrementarse con total seguridad en los próximos días con la aprobación de un nuevo fondo –del que se habla que estará dotado con otros 90.000 millones– para evitar la quiebra de los bancos y cajas en situación de insolvencia.
 
Por contra, el gobierno gastará este año alrededor de 31.000 millones de euros –apenas una décima parte de lo entregado a bancos– que deberán repartirse los bastante más de 4 millones de parados con los que llegaremos a fin de año.
 
Para medio centenar de bancos y cajas, más de 300.000 millones de euros. Lo que da una media de 6.000 millones de euros (un billón de las antiguas pesetas) para cada una de ellas.
 
Para más de 4 millones de parados, 31.000 millones. Lo que una media de poco más de 600 euros mensuales para cada parado.
 
Esta es, por encima de las bellas palabras sobre su “compromiso con los desfavorecidos”, la verdadera dimensión social del gobierno Zapatero. Para unos pocos banqueros, un tercio de la riqueza del país. Para 4 millones de parados, un salario que no llega a ser ni de subsistencia.
 
Frente a esta situación, la candidatura DE VERDAD CONTRA LA CRISIS, de Unificación Comunista de España proponemos que el dinero público del rescate bancario se dedique a la financiación de pequeñas y medianas empresas y autónomos para sus necesidades de inversión productiva que frene inmediatamente la sangría del desempleo.
 
Si el Estado ha puesto a disposición de los bancos 240.000 millones de euros –dinero público, dinero de todos– y éstos no lo están revirtiendo en créditos a la sociedad, que el Gobierno dedique ese dinero a financiar directamente, al igual que ha hecho hasta ahora con los bancos, con préstamos, avales y garantías a pequeñas, medianas empresas y autónomos que lo necesitan para mantener o ampliar sus negocios.
 
Financiación cuyo interés –al tratarse de dinero público y que no tiene por tanto ánimo de lucro– debería estar a la misma tasa a la que hoy presta el dinero el BCE, es decir, al 1%. Ampliando y reforzando las capacidades y los medios del ICO para que a través suyo pueda llegar esta financiación pública a la sociedad.
 
Con este “plan de rescate” financiero dirigido a PYMES y autónomos y no a banqueros, claro que SÍ SE PUEDE salir de la crisis y acabar con el paro.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad