Obiang, la impunidad que concede el petróleo a los monstruos.

La fiscalí­a española le investiga.

Teodoro Obiang Nguema, presidente de Guinea Ecuatorial y uno de los hombres más ricos del planeta, hace de la cooperación internacional un negocio particular y una ofensa al pueblo ecuator-guineano

0
0 votos
25-05-2009
Publicidad
El fiscal Luis del Rí­o Montes de Oca ha apoyado una querella de la Asociación pro Derechos Humanos de España por un presunto delito de blanqueo de capitales del dirigente ecuatoguineano, quien supuestamente transfirió desde EE UU 26,5 millones de dólares (19 millones de euros) a una cuenta de un banco español en Las Palmas El fiscal Luis del Rí­o Montes de Oca ha apoyado una querella de la Asociación pro Derechos Humanos de España por un presunto delito de blanqueo de capitales del dirigente ecuatoguineano, quien supuestamente transfirió desde EE UU 26,5 millones de dólares (19 millones de euros) a una cuenta de un banco español en Las Palmas
Los querellantes aseguran que Obiang y miembros de su Gobierno desviaron ilícitamente parte de los fondos públicos que obtienen del petróleo para "su lavado" en España y vinculan 16 transferencias desde el banco Riggs con la compra en España de varios inmuebles a nombre del presidente de Guinea Ecuatorial y de varios de sus ministros en Madrid, Alcalá de Henares, Gijón y Las Palmas.
 
Teodoro Obiang era dueño de la denominada Cuenta de Petróleo de Guinea Ecuatorial en el banco norteamericano Riggs, desde la que se enviaron a la cuenta abierta en España 16 transferencias entre el 7 de junio de 2000 y el 11 de diciembre de 2003 por valor de 26.483.982 dólares (19.068.314 euros). En esa fecha, la cuenta de Guinea Ecuatorial en el Riggs ascendía a 700 millones y se alimentaba de los pagos de las petrolíferas americanas Marathon y Exxon Mobil
 
Ex colonia de España, Guinea Ecuatorial de 28.000 kilómetros cuadrados, con unos 400.000 habitantes y con abundantes recursos naturales, no ha conseguido salir de los últimos puestos en el Índice de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones para el Desarrollo. Si se tiene en cuenta de las continuas “cooperación” de Estados Unidos, Francia, China y otros países, sin contar organismos y agencias internacionales: Naciones Unidas, Organización Mundial para la Salud, UNESCO, UNICEF y Comunidad Económica Europea. Los ciudadanos creyendo que sus países y estas instituciones internacionales “ayudan” a los pobres y lo que nos ocultan que la “cooperación” es una tapadera buena para aumentar la escandalosa riqueza del clan Obiang, compran la posibilidad de la expansión empresarial en la subasta de los recursos que el tirano de Obiang mercantiliza. en realidad hay que hablar del fraude imperialista de la “cooperación humanitaria”
 
La cooperación española en Guinea Ecuatorial destinó 4.471.950 euros a sanidad en el ejercicio 2004-2005, repartidos en varios proyectos: control de endemias, depuración de aguas, salud comunitaria y recursos humanos sanitarios. Con esa cantidad el presidente Obiang apenas ha podido adquirir las dos mansiones que posee en Maryland, Estados Unidos
 
Aún se puede ver de otra manera. Obiang gasta en seguridad alrededor de 70 millones de dólares al año, cifra que hay que tomar con cautela, ya que ni siquiera lo sabe el Instituto Internacional de Investigación sobre la Paz de Estocolmo ( www.sipri.se ), pero que se infiere de algunas compras de material bélico. España, Estados Unidos e Israel le han vendido material militar y han adiestrado a sus militares y policías. En los diez años de explotación petrolífera, cabía esperar que Obiang aumentase la esperanza de vida en su país con esa cantidad, pero hoy todavía es casi la mitad que en España: 43.5 y 79.5 años respectivamente. Abundan las declaraciones políticas, los proyectos, los informes y los cooperantes, pero eso no es cooperación. Hablar de cooperación es una ofensa al pueblo ecuator-guineano
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad