El conflicto en Sri Lanka

Nueve paí­ses de la Unión Europea han vendido armas a Sri Lanka

Un número importante de Estados miembros, entre los que se encuentran Francia, Reino Unido, Italia, Holanda, Polonia, la República Checa, Bulgaria y Eslovaquia, han vendido armas a Sri Lanka.

0
0 votos
24-05-2009
Publicidad
Mientras la Unión Europea (UE) ha vuelto a hacer gala de su elocuencia democrática al condenar la violencia en Sri Lanka, algunos Estados miembros han estado vendiendo armas a las autoridades del paí­s. Un informe que la UE publicó a finales de 2008 revela que nueve paí­ses europeos han roto el Código de Conducta de la Unión sobre exportación de armas. Mientras la Unión Europea (UE) ha vuelto a hacer gala de su elocuencia democrática al condenar la violencia en Sri Lanka, algunos Estados miembros han estado vendiendo armas a las autoridades del paí­s. Un informe que la UE publicó a finales de 2008 revela que nueve paí­ses europeos han roto el Código de Conducta de la Unión sobre exportación de armas.
La UE pidió este lunes 18 de mayo una investigación internacional independiente de las violaciones de los Derechos Humanos cometidas en Sri Lanka. Los ministros de Exteriores de la UE aprobaron que los responsables de las violaciones del derecho humanitario durante los enfrentamientos en Sri Lanka "deben ser llevados ante la justicia". Este lunes también, el Gobierno dio por concluido el conflicto que ha enfrentado al Ejército de Sri Lanka y la guerrilla tamil, y que ha causado un elevado número de ví­ctimas civiles en las últimas semanas.

Un número importante de Estados miembros, entre los que se encuentran Francia, Reino Unido, Italia, Holanda, Polonia, la República Checa, Bulgaria y Eslovaquia, han vendido armas al Gobierno de Sri Lanka desde que las elecciones celebradas en 2005 llevaran al poder a Mahinda Rajapakse.

Según el último informe de la UE, estos nueve paí­ses autorizaron la venta de licencias de exportación de armas a Sri Lanka por un valor total de 4.091.621 euros durante el año 2007. El material autorizado para la exportación por estos paí­ses comprende armas de calibre 20 mm. o inferior, munición, explosivos para misiles y cohetes, vehí­culos, buques de guerra, aviones, equipamiento electrónico y tecnologí­a para el desarrollo de material bélico, entre otros. De forma general, los principales proveedores de armas de calibre 20 mm. o inferior fueron el Reino Unido y Bulgaria.

Bulgaria es también el paí­s que más se benefició económicamente por la exportación de material armamentí­stico y de munición, ya que facturó 2.095.769 euros por las actividades pertenecientes al año 2007. En segundo lugar, figura la República Checa que obtuvo 633.667 euros por la exportación de munición, vehí­culos y tecnologí­a.

La UE elabora anualmente este tipo de informes con el objeto de estudiar que todos los Estados miembros cumplen con el Código de Conducta de la UE en exportación de armas, el cual no es jurí­dicamente vinculante pero establece un marco de prácticas idóneas para el conjunto de la Unión. Según el Código de Conducta, los Estados miembros no deberí­an exportar licencias de armas si hay un riesgo evidente de que la mercancí­a exportada pueda ser utilizada para represiones y conflictos internos.

El Código de Conducta europeo en materia de exportación de armas fue adoptado el 8 de junio de 1998. El texto establece ocho criterios para la exportación de armas convencionales y un procedimiento de notificación de denegaciones que requiere a los Estados miembros una consulta sobre posibles restricciones. Desde octubre de 2005, en las conclusiones de varias cumbres europeas se pide un Tratado sobre el Comercio de Armas jurí­dicamente vinculante.

Algunos paí­ses que no pertenecen a la UE también han suscrito oficialmente los criterios y principios del Código. Concretamente, Bosnia y Herzegovina, Canadá, Croacia, la Antigua República Yugoslava de Macedonia, Islandia, Montenegro y Noruega.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad