Los programas del PP, IU, nacionalistas e Izquierda Anticapitalista

Los otros programas

El modelo económico basado en la especulación y el ladrillo ha sido impulsado y desarrollado por el tándem oligárquico PP-PSOE, por los gobiernos de Aznar y Zapatero

0
0 votos
24-05-2009
Publicidad

PP, más de lo mismo
 
El Partido Popular se presenta como el garante de soluciones frente a la ineptitud de Zapatero y su incapacidad para ofrecer alternativas que no sean humo hueco. Pero ¿puede el PP ser una alternativa para que España salga de la crisis?. El modelo económico basado en la especulación y el ladrillo y orientado a las necesidades e intereses del capital extranjero no es patrimonio de este gobierno, sino que ha sido impulsado y desarrollado por el tándem oligárquico PP-PSOE, por los gobiernos de González, de Aznar y Zapatero. Bajo la bronca permanente entre el partido en el gobierno y el principal partido de la oposición se esconde una coincidencia casi total en política económica. Tanto uno como el otro velan por los intereses de los grandes monopolios y la oligarquía bancaria.
 
Pero en el caso del PP hay una característica añadida: pueden hablar sin pelos en la lengua, sin la cautela de saber que su electorado es de izquierdas y sin guardar las apariencias. En el debate sobre el Estado de la Nación el PP, sin propuso recortar los gastos sociales e impulsar una nueva reforma laboral. El PP es parte central de la rancia partitocracia que nos ha conducido a esta crisis, y que sin ningún pudor, pretenden descargar todo el peso de la crisis sobre las espaldas de los trabajadores.
 
 

IU: "Todavía hay margen de endeudar más al Estado"

 
La coalición, conducida ahora por Cayo Lara, propone aspectos positivos como carga impositiva verdaderamente proporcional a las rentas o un salario mínimo europeo que sea el 60% del salario mínimo nacional. Todo el problema está en de dónde han de salir los recursos para garantizar el salario mínimo, las pensiones o el subsidio de desempleo. En una reciente intervención parlamentaria, el portavoz de IU, Gaspar Llamazares, dijo que el Gobierno tiene todavía margen para utilizar el dinero público.
 
¿Cómo? ¿No es España el país más endeudado del mundo por habitante? ¿No ha hipotecado con el dinero del rescate el gobierno de Zapatero el futuro de la próximas generaciones, con una deuda de 15.000€ por cabeza? ¿Cómo que tenemos aún margen para endeudarnos?. La deuda significa dependencia de las grandes potencias europeas y mundiales, dispuestas a ganar 2€ por cada uno prestado. Significa más dominación, más sometiendo para España.
 
Esto no parece importar a Llamazares, incapaz de concebir otra fuente de financiación que no sea la ubre del Estado, el dinero de los impuestos, que ha salido de nuestro esfuerzo ¿A dónde ha ido la riqueza que hemos generado los trabajadores estos años?. ¿No se la han apropiado las entidades financieras y los monopolios?. La redistribución de la riqueza tiene que partir de recuperar lo que nos han sustraído, y de aquellos que nos lo han quitado. ¿Por qué no los nombra la coalición, con nombres y apellidos?. Se llaman Emilio Botín, Francisco González, César Alierta... ¿Será porque IU también tiene una deuda millonaria –nunca saldada, nunca cobrada- con los bancos?.
 
 

Nacionalistas: "¿Qué hay de lo mío?"

 
Galeusca –que encuadra al PNV y a CiU- y la candidatura "Europa de los Pueblos" –BNG, ERC, EA, PA…- se presentan a las europeas con programas que van desde el nacionalismo europeísta hasta el "tinte social". De PNV y CiU, representantes de los sectores más reaccionarios de las burguesías de Euskadi y Cataluña, y que han perdido el poder después de décadas instalados en un régimen identitario, poco queda que decir.
 
De la candidatura de la "izquierda nacionalista", Europa de los Pueblos, embadurnada de un tinte social, sólo hay que leer en su programa: "Nuestra principal lucha política es conseguir el autogobierno y el reconocimiento de las identidades de nuestros pueblos". Su alternativa a la crisis sigue siendo la "superación de los Estados-Nación" y que "los fondos de cohesión pasen a gestionarlos directamente las regiones". Y con ello seguir manteniendo el régimen clientelar y el despilfarro del que se han rodeado cuando han llegado al poder. ERC con sus vehículos tuneados o sus embajadas catalanas, EA participando del régimen del PNV, y el BNG gobernando con un Touriño cuyo coche oficial es más caro que el de Obama.
 
 Izquierda Anticapitalista: ¿todos los capitalistas son iguales?
 
Una pléyade de partidos de izquierdas, entre ellos Izquierda Anticapitalista, concurren a las elecciones al rebufo de sectores del movimiento antiglobalización. Una amalgama de consignas "ecosocialistas" que se marcan como objetivo inmediato en las elecciones europeas acabar con el sistema capitalista. Que estemos de acuerdo con este objetivo histórico dista mucho de que sea remotamente posible su realización inmediata. Y su "ultraizquierdismo" les lleva a ampliar el blanco a sectores y clases capitalistas duramente golpeados por la crisis y la dictadura del capital monopolista.
 
Y como muestra un ejemplo. ¿Cómo propone IA combatir el paro?: Frente a los EREs y despidos masivos, prohibición de los despidos colectivos y exigencia del pago por los empresarios –con su patrimonio personal y familiar- de las deudas contraídas en los sectores en crisis, incluyendo la garantía de recolocación de todas las personas afectadas. Esta medida es totalmente adecuada para un gran monopolio, pero ¿y las miles de PYMES que cierran cada día, asfixiadas por la voracidad de los bancos que no conceden apenas créditos y por un 30% de impuestos sobre beneficios? ¿Son estos capitalistas parte del blanco o son unibles contra los grandes monopolios y los gigantes bancarios? ¿Hay que ayudar a este sector –que crea el 80% de los puestos de trabajo- o exigir que paguen con su patrimonio personal si tiene que cerrar?
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad