INTERNACIONAL: Las elecciones serán este mes de Enero

Bolivia hacia una nueva constitución

Evo Morales podrá participar de las elecciones con la nueva Constitución por un nuevo periodo constitucional, pero no ser reelecto, como era la exigencia y temor de los partidos opositores.

0
0 votos
05-01-2009
Publicidad
El Movimiento al Socialismo (MAS, partido del mandatario Evo Morales) y sus opositores anunciaron en Octubre de 2008 un acuerdo que permitió aprobar en el Congreso Nacional el referendo sobre la nueva Constitución del paí­s. El Movimiento al Socialismo (MAS, partido del mandatario Evo Morales) y sus opositores anunciaron en Octubre de 2008 un acuerdo que permitió aprobar en el Congreso Nacional el referendo sobre la nueva Constitución del paí­s.

El Movimiento al Socialismo (MAS, partido del mandatario Evo Morales) y sus opositores anunciaron en Octubre de 2008 un acuerdo que permitió aprobar en el Congreso Nacional el referendo sobre la nueva Constitución del paí­s.

El acuerdo contempla la celebración de elecciones generales en diciembre del 2009 e incluye el compromiso de Morales de no optar a una nueva reelección en los siguientes comicios, los del 2014, senadores del oficialismo y la oposición.

Evo Morales podrá participar de las elecciones con la nueva Constitución por un nuevo periodo constitucional, pero no ser reelecto, como era la exigencia y temor de los partidos opositores.

"A partir de este momento trataremos de construir un nuevo estado con fuerte presencia en la economí­a, con autonomí­as e igualdad entre indí­genas y mestizos", declaro Evo Morales.

El Mas con fuerte orientación indigenista plantea en esta nueva constitución, el reconocimiento de su derecho a la libre determinación "en el marco de la unidad del Estado" de esas "naciones" y "pueblos así­ como el "dominio ancestral" sobre sus territorios, de las naciones y pueblos indí­gena originario campesinos.

Los derechos de autogobierno, tal como están planteados, establecen un fuerte argumento en favor de la ciudadaní­a diferenciada, dado que dividen a la población en "pueblos" separados, cada uno con sus propios derechos históricos, territorios y poderes de autogobierno y, en consecuencia, con su propia comunidad polí­tica.

Lo que estas minorí­as nacionales pretenden no es una mayor representación en el Gobierno Central, sino más bien la transferencia de poder y jurisdicción legislativa que les permita determinar, por sí­ mismas, el destino de su desarrollo.

La otra contradicción es con las regiones agrupadas en la llamada medialuna, que son las regiones más ricas del paí­s y con menos población indí­gena andina que es la gran base electoral de Evo Morales.

Gobiernos regionales agrupados entorno a los intereses de multinacionales petrolí­feras y latifundistas, que han hecho planear la sombra de la balcanización en Bolivia.

En la nueva constitución se plantea la autonomí­a para estas regiones pero con limitaciones con respecto a la propiedad y los latifundios y al control del estado de la energí­a.

El referéndum sobre la nueva constitución es transcendental para continuar con las transformaciones y evitar que los estamentos de una republica que nació hipotecada e impuesta por intereses foráneos impidan su funcionamiento.

¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad