Elena Salgado, vicepresidenta económica, en "Frankfurter Allgemeine"

Para nosotros déficit, para ellos rescates

Nosotros seremos los que cargaremos con la factura de pagar el incremento del déficit. Y los grandes bancos son los que, una vez más, se quedan con los dineros públicos.

0
0 votos
23-05-2009
Publicidad
No niego que tenemos que prepararnos para unos años con déficit alto", confesaba Elena Salgado en una entrevista concedida a "Frankfurter Allgemeine Zeintung", uno de los portavoces oficiales de la gran burguesí­a germana. ¿Pero para qué está España disparando su déficit? ¿Para impulsar la economí­a productiva, protegiendo a las pymes? ¿Para incrementar los gastos sociales ante los devastadores efectos de la crisis sobre millones de trabajadores? Nada de eso. El 70% del incremento del déficit público se corresponde a los gigantescos planes de rescate entregados, del erario público, a la gran banca. No niego que tenemos que prepararnos para unos años con déficit alto", confesaba Elena Salgado en una entrevista concedida a "Frankfurter Allgemeine Zeintung", uno de los portavoces oficiales de la gran burguesí­a germana. ¿Pero para qué está España disparando su déficit? ¿Para impulsar la economí­a productiva, protegiendo a las pymes? ¿Para incrementar los gastos sociales ante los devastadores efectos de la crisis sobre millones de trabajadores? Nada de eso. El 70% del incremento del déficit público se corresponde a los gigantescos planes de rescate entregados, del erario público, a la gran banca.
La primera respuesta de Elena Salgado al rotativo alemán, todavía chirría en nuestros oídos: "El sector bancario ha demostrado una estabilidad de la que podemos estar orgullosos. En agosto, la crisis financiera habrá cumplido su segundo año consecutivo. En este tiempo hemos visto hundirse algunos grandes nombres del ente financiero internacional a ambos lados del Atlántico, mientras que nuestros bancos y cajas de ahorros han resistido ejemplarmente la crisis".
Vaya, según Salgado debemos estar "orgullosos" de nuestros bancos, de los multimillonarios beneficios obtenidos por Santander, BBVA o Telefónica. El hecho de que los obtengan cerrando el crédito a las pymes, condenándolas así a la quiebra e incrementando el paro, o elevando hasta límites usureros los intereses, estragulando todavía más a las familias, parece carercer de importancia para la vicepresidenta económica.
Para Salgado la solución a la crisis pasa por mantener la solvencia de la banca. Para nosotros, la crisis empieza con los beneficios de la banca, mantenidos a costa de conducir el país a la quiebra.
El mismo artículista germano se ve obligado a matizar las optimistas previsiones económicas de Salgado, empeñada en argumentar que "la crisis en España es más manejable que en otros países". Y nos recuerda el pesado lastre de un modelo económico basado en el monocultivo del ladrillo, ultra explotado por la banca a través de hipotecas y créditos a inmobiliariias y constructoras: "España, a pesar de ello, se está viendo afectada por una crisis económica como no ha experimentado en 70 años. Tampoco niega que esta crisis está destapando de manera brutal determinados puntos flacos estructurales. A diferencia de Alemania, país orientado hacia la exportación, la crisis española tiene sobre todo orígenes propios. Así pues, durante muchos años se construyeron hasta 800.000 viviendas por año; más que en Alemania, Francia e Italia juntos".
Los excesos tuvieron lugar hasta los últimos años. Los expertos cifran el número de viviendas que se encuentran en venta en aproximadamente un millón. Ya en 2007 se redujo claramente el número de pisos de nueva construcción, mientras que en 2008 ya sólo se situó en 360.000, con lo que se había reducido a menos de la mitad que en el año anterior. En 2009 volverá a registrar un importante descenso".
Ahora, para salir de la crisis, Zapatero recurre a un incremento desmesurado del gasto público. E incluso argumenta que esta es una "respuesta progresista". En línea con el presidnte, Elena Salgado nos advierte que "el objetivo es rebajar el déficit hasta 2012 por debajo de la marca del 3 por ciento que exige el Pacto de Estabilidad. No niego que tengamos que prepararnos para unos años con un déficit alto, al igual que los demás países en nuestro entorno".
Los enormes gastos públicos del último año han disparado el déficit p´blico, cargándonos con una gigantesca factura. Porque todo ese dinero habrá que pagarlo.
¿Y dónde se ha invertido ese aumetno del gasto? Literalmente, en rescatar a la banca que todavía sigue presentando beneficios multiillonarios. El 70% del incremento del gasto público se ha destinado a los planes de rescate bancarios. Para pagarlos, cada español deberemos desembolsar 20.000 eruos, una segunda hipoteca a añadir a la que ya debemos a los bancos.
Nosotros seremos los que cargaremos con la factura de pagar el incremento del déficit. Y los grandes bancos son los que, una vez más, se quedan con los dineros públicos.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad