El 60% de los votantes socialistas no votará

Que vote, y de la crisis, qué

Señores dirigentes del PSOE, lo que interesa a los ciudadanos de a pie y, por tanto, a sus votantes tradicionales es qué van a hacer ante esta crisis, la más grave que se ha conocido. Están sufriendo.

0
0 votos
23-05-2009
Publicidad
Los resultados de las encuestas del propio PSOE reflejan que el 70% de los votantes del PP declaran que irán a votar a ese partido en tanto que los del PSOE no llegan al 40%. Conscientes del desafecto de sus tradicionales votantes los dirigentes del PSOE, haciendo acopio de toda su creatividad y genialidad, han decidido la orientación de la campaña. Han empezado a criticar al PP por lo de Aznar y Bush. Señores dirigentes del PSOE, lo que interesa a los ciudadanos de a pie y, por tanto, a sus votantes tradicionales es qué van a hacer ante esta crisis, la más grave que se ha conocido. Muchos de esos votantes están sufriendo en sus carnes las consecuencias más duras de la crisis. Como en Murcia, donde ayer hablaba Zapatero, región que es un ejemplo destacable, ya que el paro ha aumentado de 50.000 a 140.000 personas en un año. Los resultados de las encuestas del propio PSOE reflejan que el 70% de los votantes del PP declaran que irán a votar a ese partido en tanto que los del PSOE no llegan al 40%. Conscientes del desafecto de sus tradicionales votantes los dirigentes del PSOE, haciendo acopio de toda su creatividad y genialidad, han decidido la orientación de la campaña. Han empezado a criticar al PP por lo de Aznar y Bush. Señores dirigentes del PSOE, lo que interesa a los ciudadanos de a pie y, por tanto, a sus votantes tradicionales es qué van a hacer ante esta crisis, la más grave que se ha conocido. Muchos de esos votantes están sufriendo en sus carnes las consecuencias más duras de la crisis. Como en Murcia, donde ayer hablaba Zapatero, región que es un ejemplo destacable, ya que el paro ha aumentado de 50.000 a 140.000 personas en un año.
Ustedes, con el presidente Zapatero a la cabeza, hablan de cambiar el paradigma del modelo de crecimiento económico sustentado en la construcción. Las autonomías que más están sufriendo la crisis lo son porque su crecimiento se ha basado en el ladrillo y la especulación. El presidente Zapatero se ha comprometido a poner en marcha "un nuevo modelo económico". Pero ni siquiera ha reconocido que hay cuatro millones de parados. Ni que haya un millón y medio de desempleados que no cobran el paro. Ni que haya un millón de familias en la que todos sus miembros están en el desempleo. Ni que el paro juvenil es ya superior al 35%. Ni que hay más de medio millón de inmigrantes en paro. Ni que las colas de los “comedores sociales” de toda España crecen día a día. Ni que se acercan ya a 100.000 las ejecuciones hipotecarias: la gente que ha perdido su piso por no poder pagar la hipoteca. O que en los primeros tres meses del año han desaparecido cien mil empresas, por supuesto, pequeñas y medianas empresas. O que la actividad industrial está cayendo a un ritmo que no se veía en España desde la guerra civil. O que en España hay todavía más de diez millones de personas que ganan menos de mil euros al mes.
Las medidas destinadas a “vender más coches y más casas” se presentan como “cambio del modelo productivo”. Su demagogia ya no puede engañar más a sus votantes tradicionales.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad