Más de 200.000 personas no reciben las ayudas concedidas

La Ley de Dependencia, no; la banca, sí­

No se satisface, ni atiende debidamente, porque el injusto vaciamiento de las competencias del Estado, la falta de financiación autonómica para estas necesidades lo impide. Peticiones de la banca, sí­

5
1 votos
22-05-2009
Publicidad
La propia Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad y Polí­ticas Sociales, después de informar que cerca de un millón de personas, exactamente, un total de 932.010 han solicitado las ayudas de la Ley de Dependencia, se ha permitido admitir, sin ninguna vergüenza, que de las 625.000 personas a las que se han concedido ayudas (lo que supone que el 70% ya tiene reconocido su derecho a percibirlas) sólo la están recibiendo 400.000; es decir, 225.000 no han tenido aún acceso a las prestaciones. Es grave que se produzcan semejantes declaraciones de miembros del Gobierno de Zapatero sin que aparezcan llamativas denuncias en los más importantes medios de comunicación. Porque, en medio de la crisis económica más grave que se está extendiendo por toda España, una demanda básica de una parte muy significativa de la población, las personas dependientes y sus cuidadores, una demanda atendida mediante una Ley aprobada con todos los parabienes en el Congreso, no se satisface, no se atiende debidamente, porque el injusto vaciamiento de las competencias del Estado, la falta de financiación autonómica para estas necesidades lo impide. La propia Trinidad Jiménez, ministra de Sanidad y Polí­ticas Sociales, después de informar que cerca de un millón de personas, exactamente, un total de 932.010 han solicitado las ayudas de la Ley de Dependencia, se ha permitido admitir, sin ninguna vergüenza, que de las 625.000 personas a las que se han concedido ayudas (lo que supone que el 70% ya tiene reconocido su derecho a percibirlas) sólo la están recibiendo 400.000; es decir, 225.000 no han tenido aún acceso a las prestaciones. Es grave que se produzcan semejantes declaraciones de miembros del Gobierno de Zapatero sin que aparezcan llamativas denuncias en los más importantes medios de comunicación. Porque, en medio de la crisis económica más grave que se está extendiendo por toda España, una demanda básica de una parte muy significativa de la población, las personas dependientes y sus cuidadores, una demanda atendida mediante una Ley aprobada con todos los parabienes en el Congreso, no se satisface, no se atiende debidamente, porque el injusto vaciamiento de las competencias del Estado, la falta de financiación autonómica para estas necesidades lo impide.
Las castas burocráticas regionales, representadas por los dirigentes locales del PSOE, del PP o de los partidos nacionalistas, sólo se preocupan de sacarle dinero al Gobierno para mantener sus burocracias y sus redes clientelares. No para atender las necesidades de los ciudadanos de a pie. Y el Gobierno de Zapatero sólo se preocupa de atender las peticiones de la banca, de cubrir sus necesidades financieras. No de cumplir con los compromisos adquiridos ante los dichos ciudadanos mediante leyes propuestas y aprobadas por el propio Gobierno. Compromisos con necesidades de la población que suponen una cantidad mínima comparada con la entregada a la banca.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad