El dato del dí­a

¿Sabes que las pymes pagan un 31,5% de sus beneficios en impuestos, mientras que el BBVA sólo entregó a Hacienda el año pasado un 15,07% de sus ganancias?

Desde la candidatura "De Verdad contra la crisis" de Unificación Comunista de España, proponemos diez escalas fiscales sobre los beneficios empresariales, donde pague más quien más beneficios obtenga

0
0 votos
22-05-2009
Publicidad
Cada entidad financiera ganó una media de 70 veces más que las pymes. Sin embargo, los bancos tributaron un 20,60% de sus ganancias, mientras que a las pymes el Estado les obligó a entregar el 31,5% de sus modestos beneficios.
Y la escandalosa desigualdad se agudiza si subimos a la cúspide. El Banco de Satander tributó un 20,90% de sus ganancias -10 puntos menos que las pymes- y el BBVA un 15,07%, la mitad que las empresas “de reducida dimensión”.
Las 25.336 mayores empresas del país suponen solamente un 1,9% del total de empresas, pero sin embargo acumulan el 58,6% de los beneficios. Y, al contrario de los que cabría pensar, tributan 6,4 puntos menos que el millón largo de pymes que deben contentarse con repartirse el 41,4% de las ganancias.
Es necesario reformular la política fiscal, para acabar con esta escandalosa desigualdad. Por eso, desde la candidatura “De Verdad contra la crisis” de Unificación Comunista de España, proponemos diez escalas fiscales sobre los beneficios empresariales, donde pague más quien más beneficios obtenga.
Sólo con que a los bancos y monopolios del IBEX-35 –que duplican los beneficios obtenidos por el 1,2 millones de pymes- les aplicaramos el doble de impuesto sobre los beneficios que a las pequeñas y medianas empresas, se liberarían 25.436 millones de euros.
Si al resto de bancos –de mediano tamaño- y al conjunto de empresas calificadas como “grandes” por Hacienda, les aplicamos la misma carga fiscal que a las pymes –un 31,4%- obtendríamos 40.924,7 millones de euros.
Con estas cantidades, y sin tener por ello que reducir el volumen de impuestos que el Estado recauda –lo que podría afectar a otras partidas, como los gastos sociales- podría aplicarse a las pymes un tipo fiscal ultrareducido del 5%, lo que salvaría a muchas de la quiebra. Y todavía tendríamos un saldo positivo de 44.920 millones de euros, que podría dedicarse a impulsar el desarrollo productivo.
Con este ahorro, se podrían sacar adelante 300.000 pymes y salvar un millón de empleos. O crear 1,5 millones de nuevos puestos de trabajo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad