Ciencia

Tesla: el sueño de un genio olvidado

Un genio con un carácter introvertido que no buscaba notoriedad. Este hecho provocó que otros se aprovecharan de su trabajo como Marconi o Edison

0
0 votos
21-05-2009
Publicidad
Le podemos considerar como el padre del siglo XX: Nikola Tesla. Con él nació la electricidad como la conocemos actualmente, pasando a campos impensables en aquella época en la que se preveí­a como una energí­a de futuro. Descubridor de la corriente alterna tení­a un sueño, que hubiese energí­a eléctrica gratuita para todo el mundo. Le podemos considerar como el padre del siglo XX: Nikola Tesla. Con él nació la electricidad como la conocemos actualmente, pasando a campos impensables en aquella época en la que se preveí­a como una energí­a de futuro. Descubridor de la corriente alterna tení­a un sueño, que hubiese energí­a eléctrica gratuita para todo el mundo.
Este ingeniero eléctrico nacido en Smiljan en la actual Croácia en 1856 tenía un proyecto ambicioso, la emisión de electricidad sin cables. Dicho sistema se basaba en la capacidad de la ionosfera para conducir la electricidad. La potencia se transmitía con una enorme torre llamada Torre Wardenclyffe. A finales del siglo XIX demostró cómo la corriente alterna de alta frecuencia sólo necesitaba de un conductor para alimentar el sistema eléctrico, sin necesidad de cables o de otro metal.

Este descubrimiento rompe con la concepción de la época de la corriente eléctrica y con los trabajos de Edison basados en la corriente continua, ya que con ella no se podía administrar electricidad a más de 1 kilómetro de distancia del generador. Se han llegado a contabilizar entre 700 y 1600 dispositivos que inventó basados en su descubrimiento de los que cabe destacar la radio, la bombilla sin filamento, la lámpara fluorescente, la trasferencia inalámbrica de energía, etc…

Pero sus inventos no sólo sirven para encender aparatos. También apuntaban a que dicha energía podía mover objetos. Mediante el efecto de puntas se dio cuenta de que el desprendimiento de electrones a través de los extremos de un alambre crean una energía cinética que induce el movimiento. Con suficiente potencia tendríamos una energía libre que podría mover máquinas, vehículos, aparatos eléctricos, etc..

Actualmente sabemos que es peligrosa, en su época no triunfó ni se apuntó un desarrollo científico en esta dirección porque no se podía contabilizar el gasto no habían contadores que lo pudieran medir y por lo tanto no se podía cobrar. No interesaba a los monopolios eléctricos ni energéticos que comenzaban a aparecer en esta época.

Un genio con un carácter introvertido que no buscaba notoriedad. Este hecho provocó que otros se aprovecharan de su trabajo como Marconi o Edison. No era ambicioso materialmente pero sí muy orgulloso. Un simple hecho lo demuestra casi al final de su vida, estando en unas condiciones de pobre, renunció al Premio Nobel porque 3 años antes le habían concedido el Nobel a Marconi con quien mantenía un litijio por la patente de la radio, que al final fallaron a su favor, argumentando que Marconi había juntado las piezas sobre patentes suyas.

Muchos de sus inventos y hallazgos no se conocen ya que a su muerte el 7 de Enero de 1943 su habitación fue hallanada por unos agentes del FBI, llevándose con ellos todos los planos y documentos. Uno de sus trabajos más polémicos es el llamado rayo de la muerte, nombre asociado a efectos misteriosos como la explosión que sucedió en Tunguska (Siberia) en 1908. La detonación fue similar a la de un arma nuclear de gran potencia arrasando un área de 2150 . Un genio olvidado por intereses de los monopolios y utilizado por las superpotencias para sus propios beneficios.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad