Corresponsalí­a Navarra

Una decisión con doble filo

Los ayuntamientos de Alsasua y Urdiain quieren poder decidir sobre el polí­gono industrial

0
0 votos
19-05-2009
Publicidad
 
Los ayuntamientos de Alsasua y Urdiain han solicitado al Gobierno Navarro que les de capacidad de decisión sobre la orientación empresarial que deben tener las empresas que se instalen en el polígono en desarrollo que se sitúa entre ambos municipios.
 
El objetivo a conseguir con esta poder de decisión, es orientar el polígono industrial, potenciando diversificación de sectores y empresas que tengan proyectos de desarrollo en I+D+I de forma que se pueda levantar un tejido industrial fuerte.
 
La idea está clara, la orientación también, el único problema es que si este plan que se dirige a crear un tejido productivo sólido no se potencia centralmente con medidas que impulsen a muchas plantas viables de nuestro tejido industrial, se puede convertir en arma de doble filo, ya que debe dirigirse en primer lugar por una voluntad política que promueva planes de viabilidad en los que el beneficio se ahorre para crear nuevos puestos de trabajo, que los trabajadores se puedan apretar el cinturón a cambio de accionariado de las empresas. Ya que si no, lo que puede significar es una purga en la que cantidad de empresas productivas viables que se encuentran sin recursos para poder invertir en este sentido queden fuera, despreciando de esta forma mucho tejido pequeño u mediano que resultan propios, favoreciendo a los que menos afectados están con la crisis.
 
Por eso éste doble filo a esta orientación local que parte del centro en el que hay que incidir pero es necesario un plan general que orienta y reconvierta nuestro tejido industrial al servicio de crear riqueza y empleo. Es una decisión acertada, pero hay que tener cuidado con la finalidad a la que se dirige, cuidando de manera exquisita a las empresas que en este momento se ven afectadas de gravedad con las crisis, apostando por planes de viabilidad para que salgan adelante, invirtiendo por supuesto en I+D+I. Tomando una posición firme por ellas y por sus trabajadores, para que no se convierta en una criba que desahucie a las fábricas en esta situación, ya que en este caso significaría tan solo más decisión para asegurarse las palamentas de alquileres e hipotecas, una criba para dejar fuera las empresas que pasan en este momento por situaciones de asfixia y que suponen un motor brutal que hay que potenciar para que la crisis se salde en beneficio de los trabajadores.
 
Acompañar esta medida con una alternativa de financiación al 1% de interés (que es el que pone el Banco Europeo) y desarrollando planes con ello que pongan nuestro tejido productivo en funcionamiento y aumento, creando riqueza y empleo.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad