El pueblo saharaui lleva un lustro intentando poner en marcha su canal de televisión

El Sáhara, libre en las ondas.

Por fin y gracias a la ayuda de asociaciones de amistad de Sevilla y la diputación Foral de Guipúzcoa, que la han financiado, este miércoles inaugurara su propio canal TV RASD.

0
0 votos
19-05-2009
Publicidad
La tenacidad caracterí­stica del pueblo saharaui, vuelve a verse correspondida con el apoyo de sus colaboradores incondicionales, parte del pueblo español. Esta vez corresponde al lanzamiento de TV RASD, que si bien nació hace cuatro años con el objetivo de romper el aislamiento informativo saharaui y dar a conocer al mundo su versión de un conflicto olvidado sólo podí­an verse en los campamentos, o en Internet. Ya que en el 2004, "antes de que lo hiciera TVE y de que naciera YouTube", cuando el uso de satélite sólo podí­a ser un sueño, la TV RASD ya colgaba sus ví­deos en la red. el sitio www. rasd-tv. com, donde se llegaron a recibir "de 12.000 a 15.000 visitas mensuales, fue creada y financiada por otro amigo español, en este caso barcelonés amigo del pueblo saharaui. La tenacidad caracterí­stica del pueblo saharaui, vuelve a verse correspondida con el apoyo de sus colaboradores incondicionales, parte del pueblo español. Esta vez corresponde al lanzamiento de TV RASD, que si bien nació hace cuatro años con el objetivo de romper el aislamiento informativo saharaui y dar a conocer al mundo su versión de un conflicto olvidado sólo podí­an verse en los campamentos, o en Internet. Ya que en el 2004, "antes de que lo hiciera TVE y de que naciera YouTube", cuando el uso de satélite sólo podí­a ser un sueño, la TV RASD ya colgaba sus ví­deos en la red. el sitio www. rasd-tv. com, donde se llegaron a recibir "de 12.000 a 15.000 visitas mensuales, fue creada y financiada por otro amigo español, en este caso barcelonés amigo del pueblo saharaui.
El nuevo canal está disponible por satélite "Intelsat 905" de acuerdo con los siguientes valores: 24,5 W, en la frecuencia 11110, con una velocidad: 1852 Polaridad: Horizontal Velocidad: 4\3, también una emisión terrestre para los campamentos de los refugiados y los territorios liberados de la RASD.
 
El director de la televisión saharaui (TV RASD), Mohamed Salem Ahmed Labaid, ha declarado que "No nos financia ningún país en concreto, la televisión saharaui será posible gracias a las asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui de Sevilla y Euskadi y de donaciones de TV3". Laabeid, que en estos momentos está formando a parte de las veinte personas de su equipo "la televisión de la República Árabe Saharaui Democrática, emitirá oficialmente por la ocasión del 36 aniversario del desencadenamiento de la lucha armada en el Sáhara Occidental, cubrirá todo el continente africano, Europa occidental y gran parte del Oriente Medio. " y "es imposible" que sus emisiones sean interferidas por Marruecos "sin conocer la frecuencia secreta de su transpondedor (dispositivo transmisor)", explica X. D., de 50 años, que ha instalado los equipos necesarios en los campos de refugiados de Tinduf, en Argelia.
 
El pueblo saharaui a través de este medio, nos dará a conocer de primera mano la realidad de su pueblo, realidad callada y manipulada internacionalmente por los intereses de Marruecos y sus aliados. Ahora se hará realidad el dicho de que “una imagen vale más que mil palabras” en ese sentido, son numerosos los jóvenes saharauis que aspiran a convertirse en corresponsales espontáneos. Su intención es grabar imágenes, con sus móviles de manifestaciones y protestas a favor de la independencia y enviarlas desde los cyber por Internet hasta Rabuni, la sede de RASD-TV, cerca de Tinduf (suroeste de Argelia). El objetivo de esta televisión es denunciar las graves violaciones de los derechos humanos, hasta ahora silenciadas por Marruecos "En 2003 la población presionó para que existiera una televisión saharaui que hable desde dentro del conflicto. Queremos transmitir nuestro propio mensaje, contar lo que piensa la gente, mostrar nuestros debates", añadió Laabeid.
 
Marruecos, según fuentes oficiales del Ministerio de Asuntos Exteriores restan importancia a la posible trascendencia de las emisiones, guardan silencio ante el giro que dará la información internacional, antes tamizadaza, manipulada o silenciada por el reino alauita, a la vez del fenómeno de la posibilidad de contacto que se les abre a los saharauis a ambos lados del muro del Sahara.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad