Las plantas de autobuses Iveco de Barcelona atraviesan curvas peligrosas

Los trabajadores de las tres plantas de Iveco en la Zona Franca se concentran para pedir un plan de viabilidad industrial

0
0 votos
19-05-2009
Publicidad
Las concentraciones de los trabajadores de Iveco España se producen por la amenaza de despido a un centenar de empleados. El temor a que la situación en la empresa empeore ha hecho aflorar la reivindicación para desarrollar un auténtico plan de viabilidad industrial. En Barcelona, Iveco fabrica autobastidores para autobuses y autocares. Las concentraciones de los trabajadores de Iveco España se producen por la amenaza de despido a un centenar de empleados. El temor a que la situación en la empresa empeore ha hecho aflorar la reivindicación para desarrollar un auténtico plan de viabilidad industrial. En Barcelona, Iveco fabrica autobastidores para autobuses y autocares.
Iveco España (antigua Pegaso) es la división de vehículos industriales del grupo Fiat. El pasado 23 de abril presentó un expediente de regulación de empleo de seis meses para los 240 trabajadores de la planta Iveco-Irisbus.

El comité de empresa rechazó el expediente, por lo que la dirección amenazó la pasada semana con despedir a la mitad de los trabajadores si persistía el desacuerdo. Con independencia del expediente.
Por ello se han iniciado movilizaciones por parte de trabajadores y sindicatos. En la última protesta partiparon entre 200 y 300 empleados de Iveco-Irisbus, Comesa e Ingeniería Motores, que forman el grupo en España.
La situación de Iveco en Madrid es aín peor. Allí tuvieron un primer ERE que empezó a finales de el año pasado de 50 días, agotado ese expediente, propusieron  otro de 65 días que termina el 22 de junio. Hace unos días la empresa reunió a las tres secciones sindicales, y anunció que habria otro expediente temporal de aquí a finales de año para la totalidad de la plantilla y otro extintivo de 1024 trabajadores, 954 de taller y 70 empleados de oficina.
 
La empresa argumenta que el mercado previsto en 2009 va a ser una cuarta parte de lo que fue en el 2007 por la dramática reducción de la venta de vehículos industriales pesados en España. Y, ciertamente, se entiende que la hecatombe de la construcción conlleve una caída en dichas ventas. La fábrica madrileña de Iveco produce vehículos pesados para transporte en carretera y vehículos de obras que son los que más han sufrido la crisis actual.

Por otra parte, el 80% de la producción de Iveco es transportado fuera de nuestras fronteras, sería interesante estudiar en qué medida las restricciones aquí obedecen a una reestructuración de la empresa parecida a la que otras multinacionales de la automoción, como Ford, están llevando adelante y para las que la crisis no es más que el marco propicio para hacerlo “con fundamento”.
 
Fiat, el grupo matriz italiano que ya fue lider europroen su momento, se está reestructurando a nivel mundial. Se plantea la fusión o la compra de empresas como Opel o Chrysler entre otras. La crisis  debe ser también una oprtunidad para que estas plantas de fabricación de autobuses y/o camiones sean punta de lanza no sólo en España sino en Latinoamérica o el Magreb.
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad