Música

Veinte años de Mí¤go de Oz

El folk metal vallecano de Mago de Oz se ha convertido en un emblema de precisión, hondura y universalidad

0
0 votos
17-05-2009
Publicidad
Hoy domingo actúa Mí¤go de Oz en el Teatro Español de Madrid. Veinte años de rock celebrados sobre las tablas de un escenario teatral. "La leyenda de La Mancha Tour", los miembros originales más el bajista Pedro Dí­az, "Peri", para hacer un recorrido por lo mejor de su carrera Hoy domingo actúa Mí¤go de Oz en el Teatro Español de Madrid. Veinte años de rock celebrados sobre las tablas de un escenario teatral. "La leyenda de La Mancha Tour", los miembros originales más el bajista Pedro Dí­az, "Peri", para hacer un recorrido por lo mejor de su carrera
El ciclo “Noches del Español” ya sorprendió con la actuación de la Mala Rodríguez, quien demostró ante las butacas del teatro ser toda una coplera desbordante de 'flow', muy bien acompañada por la Original Jazz Orquestra Taller de Músics, proyecto al que ya dedicamos unas líneas en un artículo anterior. Ahora le llega el turno a las glorias – que no viejas – de Mägo de Oz.

En su  momento recibieron más palos que una estera en lo público, y devoción en lo popular. Ahora no hay problema, han desaparecido de la programación de las emisoras. "Dejaron de querernos. Un día cambiaron las directivas y decidieron que no se escuchaba 'heavy' ni pagando, que es como se suele aparecer en esas radios", explica "Moha" en declaraciones para El País.

El violín de Moha y el flautista Fernando Ponce, han convertido a Mägo de Oz en lo que son: sonido de factura propia e historia del rock español.
Boicot, Los Porretas o Lujuria, Barón Rojo, Obús… y Mägo de Oz, suelen coincidir en multitud de conciertos a lo largo del año. Estos grupos, como la mayoría de músicos en España, viven de la carretera y llegan a trajinarse hasta cincuenta festivales al año. Mientras, nada se dice de ellos.

En octubre empezarán a grabar la tercera parte de “Gaia”, el proyecto más ambicioso de su carrera. El folk metal vallecano de Mago de Oz se ha convertido en un emblema de precisión, hondura y universalidad. En la primera entrega de la trilogía en el 2003 – tomando como eje al conquistador Cortés y los aztecas, el grupo se montó en un galeón pirata recorriéndose la península y parte de Hispanoamérica. Su estiló se depuró, con estribillos más trabajados, un violín mucho más protagonista y guitarras con mayor definición en detrimento del sonido distorsionado inicial.

Esta celebración de sus veinte años en la música les llevará próximamente a México, donde de momento ofrecerán cinco conciertos a finales de mes. El grupo acaba de recorrer EEUU, tocando ante 12.000 personas en Chicago o 10.000 en Los Ángeles y en plazas míticas como The Fillmore de San Francisco,

Además, han pasado por muchos de los “House of Blues” del país, una cadena de típicos restaurantes con rock en directo en los que el público comía mientras los veía actuar. Ahora por lo menos la gente no estará comiendo… aunque prometen hacerlos levantar al segundo compás.
 
¿Qué te ha parecido el artículo?
Publicidad